El misterio de los “piojos de mar” carnívoros que casi devoran las piernas de un adolescente australiano ya tiene una solución: las criaturas fueron identificadas como unas pulgas marinas conocidas científicamente como anfípodos lysianassid.

Se trata, informó la bióloga marina Genefor Walker-Smith, de pequeños crustáceos que generalmente se alimentan de peces muertos o pájaros marinos.

El misterio -y la alarma- se había difundido este lunes, después que Sam Kanizay, de 16 años, contara que sufrió severas heridas en los pies y en las piernas tras bañarse en una playa de Dendy Street, en Brighton, en Australia.

pies-sangre-21

Sam Kanizay recién llegado al hospital (Jarrod Kanizay via AP)

“Había una pileta de sangre en el piso”, relató el padre, tras llevar el hijo al hospital, donde los propios médicos quedaron asombrados con el caso.

El hombre subió además un video, que se viralizó, en el que mostraba a las criaturas devorar con voracidad trozos de carne roja.

Por otra parte, la científica Walker-Smith dijo en una entrevista con la cadena australiana ABC que es muy poco probable que vuelva a repetirse un caso similar. Según la experta, los anfípodos no son peligrosos y aseveró que es seguro bañarse en el mar. Agregó que los mordiscos de estos crustáceos son bastantes comunes y que“generalmente te das cuenta y te los sacudes de encima”.

“Sam debe haber caminado sobre un grupo que se estaba alimentando de algo. Puede haber golpeado un cangrejo muerto y los provocó”, explicó la bióloga.

“Se quedó quieto en el agua durante una largo tiempo y el agua estaba fría, no creo que se haya dado cuenta de los mordiscos”, dijo. “El hecho de que se haya quedado ahí quieto les dio un montón de tiempo para pegarse a él. Normalmente no atacan a los humanos, fue sólo una desafortunada casualidad”, concluyó.

PIES-SANGRE-11

(Jarrod Kanizay via AP)

“Es un poco como si hubieras permitido que cientos de mosquitos se alimentaran de tu brazo por media hora; también tendrías una reacción extrema, pero no es algo que la gente suele hacer”, explicó por su parte Richard Reina, profesor asociado en la Escuela de Biología de la Universidad de Monash en Australia.

Los anfípodos normalmente están relacionados con los camarones y los langostinos, pero son más chicos, con un tamaño entre los 6 y 13 milímetros. No son venenosos y sus mordiscos no provocan daños irreversibles.

crústaceos-carne

Se los conoce popularmente como “pulgas de mar” o “piojos de mar”, aunque Walker-Smith subrayó que es preferible usar el termino “piojos de mar” para referirse a otro tipo de crustáceos.

Estos animales juegan además un papel clave en el ecosistema marino. “Si no los tuviéramos, tendríamos el mar lleno de peces y pájaros muertos“, dijo Walker-Smith.