Los jóvenes ex tutelados por la Generalitat quedarán exentos de las tasas universitarias

Los y las jóvenes tutelados y ex tutelados por la Generalitat quedarán exentas de pagar las tasas universitarias gracias a un acuerdo entre las consellerias de Igualdad y Políticas Inclusivas, y la de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, con el que se quiere compensar las dificultades que tiene este colectivo para acceso a la formación postobligatoria.

Así lo ha explicado el secretario autonómico de Inclusión y de la Agencia Valenciana de la Igualdad, Alberto Ibáñez, quien ha defendido la importancia de que estos jóvenes tengan acceso a los estudios superiores, como “un medio muy efectivo para mejorar su inserción sociolaboral, generar un mayor espíritu crítico y vivir la experiencia universitaria como una puerta a la vida independiente”, tal y como hacen las personas de su edad.

Esta medida se enmarca en el plan de acompañamiento para personas ex tuteladas por la Generalitat, con el que se pretende cambiar una situación generada por el antiguo gobierno, en la que cuando estos jóvenes cumplían los 18 años, la administración se “desentendía” de ellos.

Ibáñez ha afirmado, que al igual que unos padres “no dejan a su hijo abandonado cuando éste cumple los 18”, esta Conselleria tampoco lo va a hacer con aquellos jóvenes cuya tutela ha sido responsabilidad de la Generalitat hasta su mayoría de edad, y ha recordado que además de la exención de las tasas universitarias también se ha puesto en marcha otras medidas como las ayudas al alquiler o el plan AVALEM Joves, donde los ex tutelados tienen una consideración especial.

Además estos jóvenes también podrán solicitar la beca salario universitaria, una ayuda única en el estado y completamente novedosa, destinada a los estudiantes de las universidades públicas valencianas y que consiste en una prestación de hasta 600 euros mensuales durante los 4 años de estudios universitarios destinados a la formación de los beneficiarios siempre que superen académicamente los cursos.

“Todas estas medidas se engloban en la política educativa universitaria que consiste en asegurar que ningún alumno deje de estudiar una carrera por razones económicas o de carácter social como es el caso de los jóvenes ex tutelados”, ha afirmado la directora general de Universidad, Investigación y Ciencia, Josefina Bueno.

Los últimos datos hechos públicos por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, apuntaban que sólo un 14,3 por ciento de los y las ex tutelados estaban cursando estudios universitarios, mientras que la tasa neta de escolarización universitaria de la población en general de entre 18 y 24 años, es del 28,6 por ciento.

“La exención de las tasas a los tutelados y ex tutelados se propone como una medida para facilitar el acceso a la educación superior de un colectivo de jóvenes que se encuentra en una situación de clara desventaja”, ha explicado Ibáñez, quien ha puntualizado que lo que se pretende, “en último término, es materializar el principio de igualdad frente al de discriminación”.

Esta medida también implica cumplir lo establecido por la ley de Protección Jurídica del Menor, que establece como obligación de las administraciones públicas el ofrecer programas de preparación para la vida independiente dirigidos a los y las jóvenes “que estén bajo una medida de protección, particularmente en acogimiento residencial o en situación de especial vulnerabilidad”, ha precisado.

Según los datos con los que cuenta la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, de los más de 3.000 niños y niñas tutelados por la Generalitat, se estima que alrededor de un 10 por ciento estarán en condiciones de cursar estudios universitarios, lo que, teniendo en cuenta el coste de las tasas educativas, supondría una inversión para las arcas públicas de alrededor de 193.000 euros.


Leave a Reply

Your email address will not be published.