Banner-980x90-valors

Los humanos modernos llegaron a China hace más de 80.000 años

NatureSegún un estudio en el que han participado científicos del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH)

CENIEH/DICYT Científicos del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH) han participado en un estudio que se acaba de publicar en la revista Nature sobre 47 dientes humanos hallados en la cueva de Fuyan, en Daoxian, al sur de China, cuyos resultados indican que los humanos anatómicamente modernos estaban presentes en la región hace al menos 80.000 años, adelantando la salida de Homo sapiens de África.

El registro de homínidos en el sur de Asia durante el Pleistoceno Superior (hace entre 12.000 y 126.000 años) era escaso, sobre todo de fósiles de Homo sapiens bien datados y conservados, con antigüedad superior a 45.000 años. Pero las recientes excavaciones de Fuyan han puesto fin a este escasez, ya que se ha encontrado un “tesoro” de 47 dientes humanos, así como de fósiles de varios mamíferos extintos y actuales, cuya datación indica que los dientes hallados tienen más de 80.000 años, y podrían alcanzar hasta los 120.000.

Un análisis morfológico detallado de los mismos apoya su atribución a humanos anatómicamente modernos. Los dientes son más pequeños que los de otros individuos del Pleistoceno Superior de Asia y África, y, según los autores, se parecen más a los europeos del Pleistoceno Superior, y incluso a los humanos contemporáneos.

El estudio demuestra que los humanos con características morfológicas totalmente modernas ya habitaban en el sur de China antes que en el Mediterráneo oriental y Europa. Además proporciona información sobre la dispersión de los humanos modernos y, en particular, las razones de su relativamente tardía entrada en el continente europeo.

Según explica José María Bermúdez de Castro, coordinador del programa de Paleobiología de homínidos del CENIEH, Homo sapiens salió de África mucho antes de lo que se pensaba aunque su llegada a Europa se retrasó, quizás por la presencia y la ”resistencia” de los neandertales.


Leave a Reply

Your email address will not be published.