Entre los 37 nuevos apellidos se destaca el del tenista español Rafael Nadal, quien consumió sustancias prohibidas en 2009 y 2012 según los documentos filtrados este lunes.

La AMA autorizó a Nadal a consumir betametasona en septiembre de 2009

Según los controles oficiales, el ex número 1 del mundo fue autorizado a consumir betametasona en septiembre de 2009, cuando fue tratado por unos problemas abdominales que lo mantuvieron mes y medio fuera de competición; y en julio de 2012 se le permitió usar corticotropina por una lesión en las rodillas que lo privó de ir a los Juegos Olímpicos de Londres. En ambos casos, se trató de pinchazos intramusculares, siendo el primer tratamiento de cinco días y el segundo de ocho días.

La autorización de la AMA para que Nadal pudiera inyectarse corticotropina en agosto de 2012

Además del caso de Rafael Nadal, se publicaron 36 nuevos nombres de deportistas de Francia, Alemania, Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña, Australia, y Argentina, entre otros países.

Las drogas que consumió con autorización de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) en 2009 y 2012 no tenían como objetivo mejorar su rendimiento, sino que eran parte de un tratamiento que estaba realizando para recuperarse de algunas lesiones. Sin embargo, los efectos de estas sustancias son mucho más complejos.

Los documentos filtrados esta semana por parte de un grupo de hackers rusos muestran que el tenista español fue habilitado para consumir betametasona en septiembre de 2009 durante un tratamiento que el ex número 1 del mundo realizaba por problemas abdominales que lo alejaron del circuito durante un mes.

La betametasona es un potente esteroide con efecto antinflamatorio que no provoca retención de líquidos, por lo que suele ser utilizado en este tipo de tratamientos. La AMA decidió incluirlo en su lista negra porque ayuda a los deportistas a recuperarse más rápido de problemas musculares y también abre las vías respiratorias.

Según los archivos revelados, Nadal también fue autorizado a inyectarse corticotropina, también conocida como adrenocorticotropa, en 2012,cuando se recuperaba de una lesión en las rodillas.

Esta hormona está prohibida ya que disminuye la sensación de fatiga. Sin embargo, algunos expertos señalan que sólo sucede en raros casos y creen que puede deberse a un factor psicológico.