Los guardias civiles, cansados de la corrupción interna en la Benemérita

guardia-civilAUGC quiere poner de manifiesto que los cambios en la Guardia Civil no se pueden demorar por más tiempo ante la falta de herramientas eficaces que permitan la transparencia y la denuncia ante posibles casos de corrupción interna en el Cuerpo.

Según fuentes periodísticas, ayer se produjo la suspensión cautelar por parte del Ministerio del Interior del coronel Ortiz Clavero, el mismo que en el año 2008, y como jefe del Servicio de Asuntos Internos del Instituto Armado, pusiera todo su esfuerzo e interés en abrir expediente a los máximos representantes de esta asociación por el mero hecho de convocar una manifestación junto a otros agentes sociales.

Este cese se produce después de que este alto mando ha sido imputado por la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Granada, acusado de haber supuestamente silenciado las investigaciones sobre una trama de narcotraficantes que estaba presuntamente  implicado otro coronel del Cuerpo, Francisco García Santaella.

García Santaella había sido denunciado previamente por un mando intermedio, pero la investigación interna llevada a cabo por parte de Ortiz Clavero como jefe de Asuntos Internos resultó, según ha censurado la propia juez, bastante somera y marcada por presuntas irregularidades, como que, pese a su carácter reservado, fuese conocida por el propio investigado.

A pesar de encontrarse bajo sospecha, el coronel Ortiz Clavero disfruta en la actualidad de un retiro dorado en la Asociación Pro-Huérfanos de la Guardia Civil, una asociación de pago obligatorio para todos los guardias civiles implicada en numerosos casos de corrupción como los de Fórum Filatélico, Gescartera, Roldán o Gürtel.

AUGC ha convocado para el próximo 14 de noviembre una gran manifestación de guardias civiles en Madrid. Entre otros motivos para esta convocatoria se incluye el cansancio y la frustración de comprobar una y otra vez cómo las denuncias internas de casos de corrupción dentro del Cuerpo son ignoradas por los altos mandos, cuando su primera obligación sería la de velar por que el comportamiento de aquellos que han de velar por el cumplimiento de la Ley fuera irreprochable.

Con más de 30.000 afiliados, AUGC es la decana de las asociaciones profesionales y la mayoritaria en el Consejo de la Guardia Civil. Cuenta con representación en todo el territorio español, en cada una de las unidades y especialidades del Cuerpo y viene liderando el movimiento asociativo desde la llegada de la democracia, cuando nació como un sindicato clandestino. Su lucha por la democratización y la desmilitarización de la institución le valió en 2010 el Premio Nacional de Derechos Humanos que concede la Asociación Pro Derechos Humanos de España (apdhe).


Leave a Reply

Your email address will not be published.