Algunos de los escándalos más famosos de amaño de resultados en la historia del deporte

El nuevo escándalo del tenis profesional de partidos arreglados expone un problema global de corrupción que también afecta a otros populares deportes del mundo. BBC Mundo te cuenta algunos de los más famosos casos.
151013110656_win_tenis_624x351_thinkstock
image-303545

El tenis es el último deporte que enfrenta acusaciones de amaño de resultados.

Una investigación de la BBC y del medio digital BuzzFeed reveló que durante la última década 16 jugadores que han estado entre los 50 mejores del mundo han sido señalados de forma frecuente ante la Unidad de Integridad del Tenis (UIT) por sospechas de que habían participado en partidos amañados.

A todos los jugadores se les permitió seguir compitiendo.

Aunque todavía no han sido revelados los nombres de los jugadores ni los partidos supuestamente amañados, este escándalo pone de manifiesto un latente problema de apuestas sospechosas y arreglo de resultados en el mundo del deporte que no es exclusivo del tenis.

BBC Mundo te cuenta otros casos relevantes.

Fórmula 1

El brasileño Nelson Piquet Junior puede no ser uno de los pilotos más grandes que han pasado por la Fórmula 1. De hecho, nunca ganó una carrera, pero sigue siendo uno de los más famosos.

En gran parte por su padre, Nelson Piquet Souto Maior, quien fue tres veces campeón mundial. Pero además por el escándalo de arreglo de resultados en el que se vio envuelto a finales la década de los 2000.

Ocurrió durante el Gran Premio de Singapur de 2008, en una pista en la que pasar a otro carro tiene gran dificultad.

Piquet estrelló deliberadamente su automóvil Renault para que saliera a la pista un auto de seguridad. Justo después su compañero de equipo, Fernando Alonso, hizo una parada inesperada y prematura en los boxes.

El auto de seguridad tuvo que ser desplegado y los vehículos más rápidos en la competencia quedaron atrapados detrás de ambos.

Alonso, que ya tenía los neumáticos más frescos, salió con una ventaja de los boxes delante del grupo.

El piloto español ganó esa carrera y siempre sostuvo que no tuvo conocimiento del amaño que luego confensó Piquet.

Tras su despido de Renault un año después, el brasileño le contó a la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), organización que regula las competiciones de autos del mundo, que el plan había sido orquestado por el jefe del equipo, Flavio Briatore, y por el ingeniero de carreras, Pat Symonds.

Tanto Briatore y Symonds fueron despedidos y quedaron suspendidos de los deportes de motor de por vida.

Fútbol

Hace poco tiempo una de las ligas más caras y con más seguidores del mundo fue sacudida por un escándalo.

A principios de 2015, la Liga de Fútbol Profesional de España (LFP) contrató a un ente independiente para que investigara sus sospechas de acuerdos entre clubes, jugadores, directivos y representantes para amañar partidos de la temporada 2013-2014 de La Liga.

El escándalo terminó con directivos y futbolistas acusándose entre ellos, el descubrimiento de dinero paraísos fiscales y el uso de facturas falsas.

El presidente del Osasuna, Miguel Archanco, fue a prisión, pagando de una fianza de 500.000 euros (unos US$550.000) para recuperar su libertad.

El Osasuna desembolsó 2,4 millones de euros (unos US$2,7) a jugadores del Espanyol, Betis y Valladolid para evitar su descenso a la segunda división española.

Un escándalo parecido en El Salvador, dejó en 2013 a 14 jugadores de la selección nacional de fútbol supendidos de por vida por arreglar partidos que beneficiaban a redes internacionales de apuestas.

A los jugadores se les acusó de recibir sobornos a cambio de perder partidos, como uno en el que México derrotó la selección 5-0 en la Copa de Oro de 2011.

Pero esto fue algo pequeño en comparación a los que ocurrió en Italia dos años más tarde.

En 2006 la policía italiana demostró que algunos de los más grandes equipos de Europa, que incluían Juventus, Milan, Fiorentina y Lazio, habían influido en el nombramiento de los árbitros de varios partidos.

Las medidas no se hicieron esperar. A los equipos les fueron restados varios los puntos obtenidos en partidos anteriores y les fueron impuestas altas multas.

La Juventus, en el centro del escándalo, terminó despojada de dos títulos de la Serie A y relegada a la Serie B.

Por su parte, las primeras acusaciones de acuerdos para amañar partidos en laPremier League inglesa involucraron a los jugadores Bruce Grobbelaar, Hans Segars y John Fashanu, en 1994.

Grobbelaar había sido portero durante la época de oro del Liverpool, en la década de 1980, pero fue cuando jugaba para el Southampton cuando supuestamente dejó pasar varios balones dentro de su arco dejando a su equipo perder a cambio de sobornos.

Aunque no fue condenado ni sancionado por falta de pruebas, una corte lo acusó de “actuar de una manera en la que ningún futbolista decente u honesto actuaría, socavando la integridad de un juego que cuenta con la lealtad y el apoyo de millones”.

Béisbol

Pero todos los escándalos no son necesariamente recientes.

Hace casi 100 años, en 1919, ocho jugadores de los Medias Blancas de Chicago fueron acusados de perder intencionalmente varios juegos de la Serie Mundial contra los Rojos de Cincinnati a cambio de dinero de apostadores.

Aunque más tarde fueron absueltos en una corte, los jugadores fueron vetados de por vida del béisbol, en lo que se conoció como el “Escándalo de las Medias Negras”.

Destaca el caso de “Shoeless” Joe Jackson, la estrella irrefutable de la época, que hizo parte del grupo de los ocho, sobre cual todavía se discute si tenía idea de en lo que estaba involucrado.

Cricket

El cricket, un popular deporte en países como Reino Unido, India y Pakistán, entre otros, ha demostrado en tiempos recientes ser uno de los más vulnerables ante el arreglo de resultados.

Lo que más incentiva a amañar partidos son las apuestas y un juego corto de Cricket promedio ofrece 240 bolas, que se convierten en 240 oportunidades para apostar.

Eso ocurrió en 2010. Tres jugadores Pakistán -Mohammad Amir, Salman Butt y Mohammad Asif- fueron arrestados por aceptar pagos a cambio de acciones específicas durante el juego.

Tres años más tarde, un escándalo semejante estalló en la Liga Premier india. El deportista Ajit Chandila recibió una sanción de por vida por amañar resultados en 2013.

La audiencia de este deporte cayó un 14% y el principal patrocinador, Pepsi, terminó la relación con la Liga, aunque los estadios nunca perdieron espectadores y, dos años más tarde, el cricket parece estar volviendo a ser tan popular como antes de los escándalos.


Leave a Reply

Your email address will not be published.