Los dos detenidos habían organizado una sofisticada red internacional de captación, adoctrinamiento

Los dos detenidos habían organizado una sofisticada red internacional de captación, adoctrinamiento y reclutamiento de nuevos adeptos a favor de la causa yihadista y mantenían un contacto permanente con otros miembros operativos del DAESH en Siria

Agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional han detenido esta madrugada en Mataró (Barcelona) y Pájara (Fuerteventura) a dos personas de nacionalidad marroquí, con NIE español, -un hombre y una mujer-, ambos integrados en la organización terrorista DAESH.

Los detenidos -integrados en la estructura de la organización terrorista DAESH- habían organizado una sofisticada red internacional de captación, adoctrinamiento y reclutamiento de nuevos adeptos en favor de la causa yihadista, y estaban en contacto permanente con otros miembros operativos ubicados en Siria. Los miembros de esta célula neutralizada ya habían hecho público su juramento de lealtad a la organización terrorista DAESH y a su líder Abu Baker Al Bagdadi.

FOTO_1
image-278683

Además, ambos desarrollaban labores de apología y enaltecimiento del terrorismo distribuyendo, a través de internet, numeroso material multimedia con el objetivo de ensalzar las capacidades operativas del DAESH, y habían vertido amenazas de muerte en nombre del DAESH tanto a España como Francia, además de a otros grupos religiosos, incitando a la comisión de atentados terroristas contra todos aquellos que no profesaran su ideario. Así, también difundían multitud de ejecuciones de prisioneros del DAESH, acompañadas de comentarios humillantes para sus víctimas.

Otro de los objetivos buscados de forma reiterada era transmitir una imagen idealizada de su lucha, con la finalidad de persuadir a los estratos más jóvenes de la sociedad española, susceptibles de ser atraídos por esta visión. En este contexto, los dos detenidos, siguiendo directrices del DAESH, diseminaban las estrategias marcadas por sus dirigentes, distribuyendo material multimedia para el uso y manejo de artefactos explosivos y armas largas, todo ello, con el fin de facilitar a sus activistas la comisión de acciones terroristas.

Todo lo expuesto viene a corroborar la nueva estrategia desplegada por la organización terrorista DAESH de cara a favorecer la incorporación de nuevos militantes en remoto, es decir, ya no es necesario viajar a territorio sirio/iraquí para recibir formación. El adiestramiento se realiza en el país de residencia del activista.

Con esta táctica, la organización terrorista DAESH pretende minimizar los riesgos a la hora de que sus militantes sean detectados por la policía y, además, trata de obtener una doble ventaja: la expansión global de las premisas terroristas del Estado Islámico y la comisión inmediata de atentados terroristas.

Esta operación policial se enmarca en la lucha continuada que viene desarrollando la Policía Nacional contra las redes de captación y adoctrinamiento del DAESH asentadas en nuestro país, y que tienen como objetivo el reclutamiento de nuevos individuos, que adquieren un compromiso incondicional con su ideario, y que se someten a su disciplina de acción.

La investigación policial ha contado con la participación de las Brigadas Provinciales de Información de San Sebastián, Las Palmas de Gran Canaria, Barcelona y la Brigada Local de Información de Fuerteventura, y se ha desarrollado bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción, Número 6, y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

En los registros domiciliarios de los detenidos, se ha intervenido gran cantidad de material informático y diversa documentación, todo ello pendiente de ser analizado.

Con esta última operación antiterrorista, ya son 100 los yihadistas detenidos en 2015 y un total de 175 en esta Legislatura.

La operación continúa abierta.


Leave a Reply

Your email address will not be published.