Los donantes prometen 687,2 millones de dólares para las operaciones de ACNUR en 2016

(ACNUR/UNHCR) – Los gobiernos donantes han prometido hoy una aportación inicial de 687,2 millones de dólares para la labor de la Agencia de la ONU para los Refugiados, que prestará ayuda durante el próximo año a casi 60 millones de personas desplazadas o apátridas en todo el mundo.

El compromiso, anunciado durante una conferencia de donantes en Ginebra, coincide con emergencias de gran magnitud como la de Siria, Sudán del Sur, la República Centroafricana, Nigeria, o nuevas crisis como las de Burundi y Yemen, además de la crisis de refugiados en Europa.

La financiación que ACNUR necesita para afrontar estas y otras emergencias en 2016 asciende a 6.500 millones de dólares, el mayor presupuesto presentado hasta ahora a comienzos de año. El importe prometido este año también es significativamente más alto que el año pasado, cuando en una reunión similar se asignaron 500,8 millones de dólares. Aunque la cantidad a la que se han comprometido no es suficiente para cubrir todas las necesidades, sigue siendo importante, ya que da a la organización una indicación de los fondos vitales para el año, lo que le permite planificar y continuar las operaciones sin interrupción.

“Nunca antes habíamos visto a tantas personas que huye de la guerra y la violencia pidiendo ayuda a la comunidad internacional”, declaró el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres. “Estamos profundamente agradecidos por los generosos esfuerzos hechos por los donantes que nos permiten dar respuesta a estas necesidades. Pero también reconocemos que con estos niveles de desplazamiento sin precedentes, la brecha entre lo que se necesita y los recursos disponibles continua creciendo, y a menudo nos vemos obligados a luchar para proporcionar una mínima protección y asistencia a quienes la necesitan. Hasta que el mundo empiece a afrontar las causas profundas del desplazamiento, éste no va a terminar”.

Asimismo, Guterres dio las gracias a los países y comunidades que acogen refugiados, y que a menudo cuentan con pocos recursos para continuar recibiendo y protegiendo a las personas que huyen de la guerra y la persecución.

Al margen de una pequeña aportación del presupuesto anual de Naciones Unidas, los programas de ACNUR están totalmente financiados por contribuciones voluntarias de gobiernos y donantes privados. En los últimos cinco años, las necesidades económicas casi se han duplicado, a medida que el número de personas desplazadas ha seguido aumentando. Las aportaciones a los programas de ACNUR también se han incrementado significativamente, pero no lo suficiente como para seguir el ritmo de crecimiento de las necesidades. Nuestro presupuesto actual para 2015 asciende a 7.200 millones de dólares, incluyendo los 3.200 millones recibidos a principios de diciembre.


Leave a Reply

Your email address will not be published.