Los científicos plantean en Valencia soluciones frente al cambio climático en el Mediterráneo

canvi_climatic_2
image-255657

El cambio climático en el Mediterráneo ha sido el tema de la primera mesa redonda de las jornadas organizadas por la Generalitat como anticipo a la próxima cumbre de París, que ha presentado vicepresidenta del Consell Generalitat, Mònica Oltra, en el Palau de la Música de Valencia. El debate ha reunido a expertos en climatología, geografía y ecología, en el arranque de este ciclo de reflexión y debate que se prolongará con actividades complementarias en Valencia, Alicante y Castelló, a lo largo del mes.

Jonathan Gómez Cantero, climatólogo y moderador del primer acto, ha recordado que tenemos un problema que no entiende de fronteras. Incremento de las temperaturas, menos precipitaciones y un aumento de riesgos han conformado el diagnóstico de José Manuel Moreno, miembro del Panel Científico Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) y catedrático de Ecología de la Universidad de Castilla la Mancha. Moreno ha insistido en que la influencia del hombre sobre el clima es clara. Ha recordado que la temperatura media del planeta ha aumentado 0,8 grados, una tendencia en alza que afecta el equilibrio global. Moreno ha destacado la necesidad de reducir entre un 50% y 70% las emisiones de efecto invernadero.

El cambio climático va a aumentar la frecuencia de fenómenos extremos como lluvias torrenciales y sequías en la cuenca mediterránea, según Jorge Olcina, Catedrático de Análisis Geográfico de la Universidad de Alicante. Las soluciones que plantea para frenar sus efectos pasan, en un cambio en las políticas hídricas, que incluyan un nuevo Plan Hidrológico Nacional acorde a los recursos disponibles. Además, Olcina plantea una reordenación de los usos del suelo que tengan en cuenta los riesgos de fenómenos extremos como las inundaciones.

Las temperaturas están aumentando en las zonas de interior de la Comunidad Valenciana y están disminuyendo en las zonas de litoral, según evidencia un estudio sobre clima y fenómenos meteorológicos extremos presentado por María José Estrela, del departamento de Geografía de la Universitat de València. Estrela ha explicado que se está produciendo una extensión del verano meteorológico hacia el mes de junio. Además, ha advertido que los fenómenos torrenciales de concentran en zonas de costa donde no pueden ser aprovechados para la recarga de las cuencas hidrográficas.

El 55% de los mega-incendios – más de 20.000 hectáreas- de toda España se ha producido en la Comunidad Valenciana en la última década. Así lo revela un estudio presentado por Ramón Vallejo, del Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM). Vallejo ha destacado que las sequías y las olas de calor favorecen los incendios forestales y están provocando que las especies vegetales desplacen sus hábitats hacia zonas más altas y hacía al norte, dejando atrás zonas semiáridas, como sucede en el sur de Alicante.

El investigador ha señalado que algunos bosques de alta montaña, que nunca se habían quemado, han sido víctimas del fuego sin recursos para poder reponerse. Una importante amenaza para la expansión de las llamas son los cultivos abandonados. Vallejo ha propuesto emplear especies resistentes al fuego en las replantaciones y resistentes a las zonas que sufren los mayores efectos de la erosión.


Leave a Reply

Your email address will not be published.