Los científicos identifican un nuevo tipo de agujero negro

Valencia Noticias | Agencias.- Por ahora, la comunidad científica había encontrado dos tipos de agujeros negros: los supermasivos, con una masa de uno a miles de millones de veces la masa del Sol y los de masa estelar, con un peso de hasta 12 veces la masa del Sol. Ahora, un equipo de científicos de la Universidad de Maryland y el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA (EE.UU.) localizó evidencias de un nuevo agujero negro que se encontraría a caballo de estas dos variedades ya que tiene una masa intermedia de unos 5.000 veces la masa del Sol.

Para localizarlo, los astrónomos utilizaron datos de satélite XMM-Newton de la Agencia Espacial Europea.

Para localizarlo, los astrónomos utilizaron datos de satélite XMM-Newton de la Agencia Espacial Europea.

El hallazgo de este objeto de tamaño medio conocido como NGC1313X-1 (una fuente de rayos X ultraluminosa) se añadiría a la lista de posibles agujeros negros de esta envergadura, añadiendo más peso a esta teoría sobre la existencia de una nueva categoría de agujero negro.

Para localizarlo, los astrónomos utilizaron datos de satélite XMM-Newton de la Agencia Espacial Europea. Previamente, una anterior investigación había identificado un agujero negro que pesaba 400 veces la masa del Sol mediante los datos del satélite Rossi X-ray Timing Explorer (RXTE) de la NASA.

“Este resultado proporciona apoyo a la idea de que los agujeros negros existen en todas las escalas de tamaño. Al describir algo por primera vez, siempre hay alguna duda. La identificación de un segundo candidato con un instrumento diferente pone peso detrás de ambos hallazgos y nos da confianza en nuestra técnica”, explicó Dheeraj Pasham, líder del estudio.

“Para hacer una analogía con los instrumentos acústicos, si imaginamos que los agujeros negros de masa estelar son el violín y los agujeros negros supermasivos son el contrabajo, los agujeros negros de masa intermedia son el violonchelo”, afirmó Francesco Tombesi, coautor del estudio.

El estudio al completo fue publicado en la revista científica ‘The Astrophysical Journal Letters’.


Leave a Reply

Your email address will not be published.