Dormir sin ropa ayuda regular la temperatura del cuerpo y de esta manera conciliar un sueño más profundo y reparador

La sociedad está dividida: ¿Se debe dormir desnudo o no? Para quienes sufren de calores nocturnos o quienes simplemente disfrutan del contacto con las sábanas, descansar sin pijama puede ser la mejor opción a la hora de conciliar el sueño. Pero no todo se reduce a una cuestión de placer. El reposo sin una prenda de ropa puede llegar a ser beneficioso para la salud.

El médico nutricionista Shawn Stevenson, autor del libro The Model Health Show y responsable de ayudar a más de 3000 mil pacientes a combatir el insomnio, realizó un estudió donde examinó las múltiples bondades de dormir sin ropa.

Mejor descanso 

Stevenson resaltó que al reposar, la temperatura del cuerpo cae y por eso es tan difícil mantenerse en un sueño profundo si el ambiente exterior es muy caliente. Al dormir sin pijama, el cuerpo encuentra la temperatura corporal correcta y así sí se puede conciliar un descanso prolongado y placentero. 

El autor hizo referencia a un estudio de la Universidad de Pittsburgh, en el que se les daba unas gorras de enfriamiento especiales para la cabeza a personas con problemas de sueño; los resultados encontraron que aquellos con las gorras se quedaban dormidos incluso más rápido que las personas sin problemas de insomnio.

images
image-420122
El sueño reparador brinda diversas ventajas que por la mañana se hacen notar, ya que ayuda a la mejor consolidación de la memoria y la producción de la hormona de crecimiento y es importante para la reparación y el crecimiento celular.

Control del peso

La grasa marrón o parda (también conocida como “buena”) es aquella que protege al cuerpo contra el aumento de peso. Según los expertos, ese tipo de grasa –al contrario de la que se acumula a lo largo del día– ayuda a quemar el exceso de calorías al generar calor.

Dormir en un ambiente frío y sin ropa activa esa grasa “buena” que tienen los adultos y ayuda a perder peso a un ritmo mayor que ante las altas temperaturas.

Cuanto más profundo y duradero sea el sueño, la grasa tendrá más tiempo para trabajar durante el descanso y, en consecuencia, sus propiedades adelgazantes serán mayores.

Dicha regulación de temperatura provoca también la activación de hormonas del metabolismo y las que controlan el apetito.

Mejora el apetito sexual

Al dormir desnudo en pareja, se incrementan los niveles de oxitocina, conocida como la hormona del amor.  Como consecuencia, aumenta considerablemente el deseo sexual. Por otra parte, Stevenson explicó que la oxitocina contrarresta el estrés y la depresión y reduce los niveles de presión arterial.

Piel y cabello reluciente

El buen descanso es el mejor reparador. Al dormir desnudo, la temperatura corporal cae, estimulando las hormonas de la melatonina y de crecimiento, ambas actúan directamente en el envejecimiento celular. Lisa Shives, miembro de la National Sleep Foundation, punualizó que las sustancias tiene poderes regeneradores tanto en las células de la piel y fibras de pelo.

Evita infecciones femeninas

Las infecciones por hongos, un tipo de bacteria que prospera en áreas cálidas y húmedas, suceden con mayor frecuencia en personas que duermen en pijama, así lo explicó la médica Alyssa Dweck al medio Live Science. “Esta zona puede convertirse en un caldo de cultivo es importante dejar que esta región respire durante la noche.”