Gianluca Vacchi, de 49 años, es el hombre del momento en la redes. El millonario italiano se ha convertido en un fenómeno viral por susdivertidos videos en los que muestra sus dotes para el baile al son de ritmos latinos, acompañado por su novia, Giorgia Gabriele, de 30 años.

Vachi graba el material en su lujosa mansión o en su yate. Es tanto el éxito que más de 2 millones siguen su perfil de Instagram y en Facebook roza el millón. Su video más popular fue reproducido 7 millones de veces. 

Con sus entretenidos y distendidos clips, el empresario quiere animar a las personas a vivir la vida de un modo relajado y desenfadado: “Quiero que se difunda el mensaje de que se puede ser una persona sensata siendo divertida y no tomándose todo demasiado en serio”.

De acuerdo con el diario español El País, Vacchi es accionista del 30% de la empresa IMA, que factura alrededor de mil millones de euros al añopor la producción de máquinas dedicadas a elaborar medicamentos y cosméticos.

Es originario de Bolonia y se declara “afortunado” por no tener que trabajar en la firma familiar. Explota su lado más creativo en su propia marca de ropa y complementos, comentó al diario Corriere della Sera.

Además de sus videos caseros junto a su pareja, también comparte fotografías en las que muestra su cuerpo tatuado y bronceado por el verano italiano. Sin importarle las críticas, expone su estilo de vida rodeado de lujo, con viajes en avión privado, en playas paradisíacas o fiestas exclusivas.

Pese a su gran popularidad, Vacchi es cuestionado por la ostentación que muestra casi a diario en internet. Pero él se defiende diciendo que su vida no se limita sólo a frivolidades : “Quien me sigue no es estúpido, entiende que no estoy formado sólo por esos momentos. Además, si trabajo y pago los impuestos que me corresponden, ¿por qué debería esconderme?”.

El magnate asegura que se ha convertido en un ejemplo para muchos jóvenes en Italia y que quiere transmitirles a sus seguidores la idea de que, “durante el viaje, debemos disfrutar de todo lo que la vida nos ofrece”.