Los atacantes de la sala Bataclan invocaron a Siria e Irak, según el fiscal francés

Los siete terroristas que atentaron en la noche del viernes en diferentes puntos de París se habían dividido en tres equipos distintos para cometer sus crímenes, según los primeros indicios de la investigación del mayor ataque terrorista sufrido por Francia, ha informado el fiscal general de Francia, François Molins.

Por lo que sabe a raíz de las primeras investigaciones sobre la identidad de los terroristas y sus posibles cómplices, los atacantes yihadistas se organizaron en tres equipos coordinados para actuar simultáneamente, armados de la misma manera y equipados todos con chalecos explosivos.

Uno de ellos se dirigió al Estadio de Francia, donde se disputaba el partido de fútbol amistoso entre Francia y Alemania, y donde tuvieron lugar tres explosiones, la primera de ellas a las 21:25 horas. Otro comenzó un tiroteo en el centro de París a las 21:25h y el tercero se dirigió a la sala de conciertos Bataclan, a las 21:40 horas, donde tenía lugar un concierto de rock del grupo Eagles of Death Metal.

Los autores de los tiroteos iban armados con fusiles Kalashnikov, de fabricación rusa, y todos los terroristas portaban un chaleco con explosivos primarios (nitratos), equipados con unas pilas y botones de presión para activarlos.

También ha detallado el fiscal que los terroristas que asaltaron la sala de conciertos Bataclan, que llegaron a bordo de un Volkwagen Polo negro -según los vídeos grabados por cámaras de seguridad- hicieron alusiones a Siria a Irak durante su ataque, en el que murieron al menos 89 personas de las al menos 129 víctimas mortales confirmadas en los atentados.

Balance provisional, 129 muertos y más de 350 heridos

Según el balance, que es “desgraciadamente provisional”, ha dicho el fiscal general francés, hay 129 personas muertas y 352 heridas, de las cuales “al menos 99” en estado crítico, ha indicado.

Un total de siete terroristas murieron en esas acciones. Tres de ellos en los alrededores del Estadio de Francia, al hacer explotar los chalecos de explosivos que llevaban. Allí falleció otra persona a causa de la onda expansiva.

Otros tres terroristas irrumpieron en pleno concierto en la sala Bataclan con armas de guerra y dispararon varias ráfagas contra el público. Un total de 89 personas murieron en esa sala, y muchas otras resultaron heridas.

Las fuerzas del orden lanzaron un asalto para poner fin a la matanza y alcanzaron a uno de los tres atacantes, cuyo chaleco de explosivos fue detonado, al igual que hicieron los otros dos. El séptimo suicida hizo saltar el dispositivo de explosivos que llevaba adosado al cuerpo en el tiroteo en el bulevar Voltaire, donde se encuentra el Bataclan.

Según el relato de Molins, antes de que se produjera el ataque a la sala de espectáculos, hubo tiroteos en otros tres lugares, también en el este de París y no lejos de la plaza de la República, en todos los casos en zonas de bares.

En la calle Alibert resultaron muertas 15 personas y otras 10 heridas de extrema gravedad; en la calle Charonne, 19 muertos y nueve heridos muy graves, y en la calle Bichat, junto al bar “À la bonne bière”, cinco muertos y ocho heridos de extrema gravedad

Uno de los terroristas, un joven francés de 29 años

Sobre la identidad de los terroristas, de momento se ha confirmado que uno de ellos era un delincuente común de origen francés, de 29 años, que tenía una ficha policial por vínculos con el yihadismo, pero que no había estado en la cárcel.

El terrorista pudo ser identificado gracias a las huellas dactilares extraídas de uno de sus dedos seccionados, dijo Molins, que agregó que la policía ya le había abierto una ficha S (considerado sospechoso) por radicalismo en 2010.

Este hombre, originario de la localidad de Courcouronnes, a unos 35 kilómetros al sur de París, había sido condenado hasta en ocho ocasiones por delitos comunes, pero pese a ello nunca había llegado a pasar por prisión.

Los indicios apuntan a Bélgica

Como ya ocurriera con el atentado al semanario satírico Charlie Hebdo, los indicios en este caso de terrorismo yihadista vuelven a apuntar a Bélgica, en concreto al barrio de Molenbeek en Bruselas, de mayoría musulmana, desde el que habrían partido algunos de los atacantes que sembraron el terror en la sala de conciertos parisiense.

En Bélgica se ha detenido a tres hombres por su posible participación en los atentados de París, desconocidos para los servicios de inteligencia franceses, ha informado Molins durante su conferencia de prensa.

Uno de ellos era un francés residente en Bélgica que había alquilado el coche en el que los terroristas llegaron a la sala de conciertos Bataclan, donde tuvo lugar la mayor masacre, al mantener como rehenes a los 1.500 asistentes a un concierto y tratar de ejecutarlos a todos.

El hombre fue arrestado en un control policial en la frontera francobelga junto a otros dos individuos, ha dicho el fiscal Molins, que ha señalado que ninguno de los tres estaba fichado en Francia. Los otros dos arrestados eran, como el primero, residentes en la región de Bruselas, indicó el fiscal.

En Bélgica se ha abierto una investigación siguiendo la pista de este Polo negro matriculado y alquilado en el país vecino de Francia y que fue encontrado cerca de la sala de conciertos. Según el ministro belga, varias personas han sido arrestadas en una operación en el barrio bruselense de Molenbeek, en la que se han llevado a cabo registros.

Belgian police cordon off a street during a police raid in connection with the November 13 deadly attacks in Paris, in Brussels' Molenbeek district on November 14, 2015. Several people were arrested in Brussels on November 14 during police raids connected to the attacks in Paris, Belgian Justice Minister Koen Geens said. Geens said on RTBF television that these arrests in the capital's Molenbeek neighbourhood "can be seen in connection with a grey Polo car rented in Belgium" found near the concert hall in the French capital where scores of people were killed.    AFP PHOTO / BELGA / JAMES ARTHUR GEKIERE = BELGIUM OUT =

Belgian police cordon off a street during a police raid in connection with the November 13 deadly attacks in Paris, in Brussels’ Molenbeek district on November 14, 2015. Several people were arrested in Brussels on November 14 during police raids connected to the attacks in Paris, Belgian Justice Minister Koen Geens said. Geens said on RTBF television that these arrests in the capital’s Molenbeek neighbourhood “can be seen in connection with a grey Polo car rented in Belgium” found near the concert hall in the French capital where scores of people were killed. AFP PHOTO / BELGA / JAMES ARTHUR GEKIERE = BELGIUM OUT =

Un cordón policial durante la operación llevada a cabo en el barrio de Molenbeek, en Bruselas.

Tras la pista de un Seat negro

La Policía francesa también sigue la pista de un vehículo sospechoso que fue visto poco después de las 21:30 horas en los alrededores de los lugares donde se cometieron algunos de los atentados, ocupado por tres individuos.

Se trata de un Seat de color negro con placa de matrícula GUT1805, han informado a Efe fuentes de la investigación. Francia ha pedido a la Policía española ayuda para localizar este coche.

Los expertos españoles en la lucha antiterrorista ya investigaban desde la noche del viernes si alguno de los yihadistas autores de los atentados de París tenían algún tipo de vinculación con España, ya sea de residencia, tránsito o vinculaciones familiares o amistosas, como ha sucedido en ocasiones anteriores con terroristas que actuaron en el país galo, han informado a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

Sin ir más lejos, la última conexión entre Francia y España en torno a un atentado terrorista se descubrió este verano tras el ataque en el tren de alta velocidad Thalys cuando circulaba entre Amsterdam y París. El autor, Ayoub El Khazzani, residió siete años en España.

Pasaporte sirio junto a uno de los terroristas

Además, el fiscal ha confirmado que junto al Estadio de Francia, las fuerzas de seguridad encontraron un pasaporte sirio, de un joven nacido en 1990.

En dicho pasaporte figuraba un registro del pasado 10 de octubre en la isla griega de Leros, según informó el ministro griego de Protección Ciudadana, Nikos Toskas, en un comunicado.

El ministro heleno subrayó, sin embargo, que no hay certeza de que el pasaporte perteneciera a la persona que lo llevaba, ni tampoco si se trata de uno de los terroristas o acaso de una víctima. Del mismo modo, las autoridades francesas aún no han verificado si el portador del pasaporte pasó por más países europeos en su camino hasta Francia, según una fuente de la Policía griega.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.