Los apósitos SVS o cómo lograr que nuestros pacientes se duchen y hagan vida normal al segundo día

Los apósitos SVS (Stable Virtual Skin = Piel Virtual Estable) o cómo lograr que nuestros pacientes se duchen y hagan vida normal al segundo día

Doctor Mira Valencia La Clínica del Dr. Mira cuenta con los apósitos SVS (Stable Virtual Skin) de forma pionera desde que hice la primera investigación humana sobre el SVS en voluntarios  quemados de 2º grado, hace bastantes años. A la vista de sus excelentes resultados empecé a aplicarlas en abrasiones y cicatrices postquirúrgicas, con los mismos buenos resultados.

Es una cura que tiene unas características muy especiales, que son magníficas: economía, seguridad y comodidad.

  • Economía: el apósito es estable (sin necesidad de sustitución). No hay que cambiarlo durante un periodo entre 10 y 14 días. No hay que usar gasas, pomadas ni esparadrapos en todo ese tiempo.
  • Seguridad: es estéril y permite a la herida el paso de gases (aire=transpiración) y no el de sólidos (gérmenes=esterilidad)
  • Comodidad:
    • El apósito se aplica en quirófano.
    • El paciente puede ducharse diariamente, con gel normal y secarse con una toalla limpia, la zona intervenida igual que el resto de su cuerpo.
    • La herida está protegida: no hay rozamiento con gasas, ropa, etc. Por tanto, ni riesgo de infección ni molestias.
    • Favorece la ciocatrización: mantiene la herida inmóvil
    • Es transparente: puede vigilarse permanentemente la herida
    • Tiene una adherencia selectiva: no se pega a la herida, sino a la piel sana
    • Con alta tolerancia: hasta 2 semanas sin retirarlo
    • Su adhesividad es elástica: no duele al quitarlo.

Su utilización es muy sencilla:

Al terminar nuestra intervención de mama (aumento, reducción, tuberosa, etc.) aplicamos directamente sobre la zona intervenida una lámina SVS. Solemos poner unas gasas secas por encima y un sujetador deportivo. Nada más.

A los 2 días normalmente realizamos una revisión: solo retirar drenaje (si lo lleva).. Observemos la herida. Todo está bien. Se mantiene el SVS. Autorizamos actividad prácticamente normal: ducha, conducir, etc.

A los 7 días la revisamos de nuevo en consulta. Comprobamos que todo es normal. La transparencia del SVS nos permite ver perfectamente su evolución. Mantenemos el SVS.

A los 14 días la vemos de nuevo en consulta. La herida normalmente ya está cicatrizada. Retiramos el apósito y si los puntos no son reabsorbiles lo retiramos también sin molestias. Solemos aplicar un SVS nuevo para proteger la incisión mejorar la cicatrización.

 

En unos 10 a 15 días más retiraremos este SVS y la paciente podrá estar curada.

Durante un par de semanas más aconsejaremos mantenga su sujetador deportivo y después solemos dar el alta definitiva.

Puedes ver un caso aquí: http://svs.doctormira.es

 

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.