El sexo es una pieza fundamental de la vida de las personas por lo que despierta muchos ideas, pensamientos, fantasías y miedos. Un portal británico realizó una encuesta a más de 2 mil americanos y europeos acerca de los principales temores que enfrentan a la hora del encuentro amoroso. Y con esa información realizó un Top Ten.

1. Que la otra persona tenga una enfermedad venérea: un problema que se soluciona con el uso del preservativo, pero que según el estudio muchos hombres rehúsan utilizar.

2. Que la pareja no alcance el orgasmo: la empatía es fundamental en la relación sexual, pero tampoco obsesionarse con ella. Mariela Tesler -sex coach- comentó a Infobae que “uno puede satisfacerse sin terminar en la penetración”.

3. Posible rotura de preservativo: un estudio de la Universidad de Sidney (Australia) arrojó que el 4,9% de estos se rompe, debido a la forma incorrecta de colocarlo o porque están vencidos.

4. Eyaculación precoz: lo que genera que el encuentro termine de manera súbita y que la pareja no logre llegar al clímax deseado. Si bien no es problema común, sucede solo de forma esporádica esto no significa que el fantasma no ronde la cabeza del hombre. De ser algo frecuente es importante consultar con un especialista ya que tiene múltiples causas.

Los de los mayores temores pasan por la propia performance en el acto amatorio: la eyaculación precoz, lo que genera que el encuentro termine de manera súbita y que la pareja no logre llegar al clímax tan deseado (iStock)

5. Ser poco atractivo sin ropa: es un pensamiento que se genera alrededor una serie de pensamientos, que pueden surgir a partir de las propias inseguridades, como de lo que “el otro” puede llegar a esperar. Generalmente, tiene estrecha relación con problemas de autoestima.

6. No poder llevar a cabo el acto: hay hombres que conciben como un trofeo las erecciones, los orgasmos y las mujeres. Y no poder cumplir con lo mínimo, los asusta.

7. Una performance mediocre: el miedo a defraudar al otro es bastante habitual. Cada cuerpo es diferente y siente el placer de distintas maneras, por lo que en el primer encuentro es posible no entenderse del todo, dijo Tesler.

8. El tamaño del pene: mucho se ha escrito -y dicho- sobre la importancia -o no- de la longitud del miembro. A pesar de la constante repetición del género opuesto de que no importa mientras el amante sea lo suficientemente atento, los hombres ven a las dimensiones como un asunto de diván y temen las comparaciones de las mujeres con anteriores amantes.

9. No tener una erección: temen ser rechazados si no lo logran rápidamente. Esto solo es posible –y no en todos los casos-  entre los 18 y los 25 años aproximadamente. Luego la irrigación de la sangre a esta zona disminuye y, por ende, el tiempo para lograrla es mayor.

10. El momento post-sexo: la incomodidad luego del acto sexual. No saber como actuar, si dormir, abrazar o simplemente irse.