Limpiar rejillas de la parrilla sucias

Remoje las rejillas de la parrilla sucias en el café durante 1 hora, luego lavar y enjuagar con agua caliente

 

 

 

 

Otras formas de limpiar la parrilla

Hoy vamos a enseñaros cómo limpiar la parrilla de una barbacoa. Su limpieza, tanto si es una parilla de gas como de carbón, es fundamental. Una parrilla sucia estropeará el sabor de nuestra comida e incluso puede ser perjudicial para nuestra salud.

Productos: cepillo de acero, raspador, estropajo de acero y toallita húmeda.
Evitar: si la parrilla está cubierta de porcelana, no podemos utilizar el raspador.
Consejo: no dejar enfriar la parrilla para que los restos de comida no se queden pegados.
Para evitar que se acumule la suciedad en la barbacoa os vamos a enseñar dos consejos muy fáciles de seguir.

Productos para limpiar una parrilla de barbacoa

Para el primer consejo necesitaremos: cepillo de acero, raspador, estropajo de acero y toallita húmeda.

Cuando hayamos terminado de cocinar deberemos apagar la parrilla. El propio calor quemará cualquier resto de comida que haya quedado. Con el cepillo de acero retiraremos todos los restos que se encuentren pegados en la rejilla, aún templada. Si vemos que cuesta quitarlos con el cepillo, podemos utilizar el raspador.

A continuación, usaremos una toallita húmeda para limpiar cada sección de la rejilla. Después, fregaremos la parrilla con un estropajo de acero, agua y jabón, y la dejaremos sacar al aire libre.

Para llevar a cabo el segundo consejo necesitaremos: cepillo de alambre rígido, amoniaco fuerte, jabón, lana de acero y bicarbonato.

En primer lugar, rasparemos la rejilla con un cepillo de alambre rígido hasta que no quede ningún resto. Es recomendable que lo hagamos mientras esté caliente, pues si dejamos que se enfríe, la comida podría quedarse pegada en ella.

Después, llenaremos el fregadero con agua caliente y echaremos un poco de jabón y bicarbonato. Sumergiremos la rejilla dejándola reposar al menos una hora. Cuando haya pasado el tiempo, la limpiaremos con lana de acero. Por último, volveremos a limpiar la rejilla con agua y amoniaco, y la dejaremos secar al sol.Limpiar rejillas de la parrilla sucias

Otros consejos

– Si vamos a hacer una barbacoa en el campo o en casa, debemos tener siempre cerca los productos necesarios para su limpieza. Pues si dejamos pasar el tiempo, la tarea será más difícil.

– Si la parrilla está cubierta de porcelana, es recomendable que usemos un cepillo de bronce para limpiarla y nunca el raspador.

– Para una limpieza más profunda podemos envolver la rejilla en papel de aluminio con la parte que brilla hacia fuera. Pondremos la parrilla a calentar durante 30 minutos. Cuando se enfríe, retiraremos el papel de aluminio, haremos una bola y rasparemos con ella la suciedad.


Leave a Reply

Your email address will not be published.