Líderes actuales y pasados de Europa y de otras partes del mundo se reunieron este sábado en Estrasburgo, Francia, para despedir al ex canciller alemán Helmut Kohl, que falleció el 16 de junio a los 87 años. Será recordado como un impulsor de la unificación alemana y europea.

La ceremonia en la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo, cerca de la frontera con Alemania, recordó a un canciller que atesora entre sus logros más importantes el ayudar a la unidad de Europa.

Esta es la primera vez que se celebra un homenaje a un mandatario de uno de los socios de la Unión Europea a nivel comunitario.

Entre los participantes en el acto estuvieron el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker; el ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton; el primer ministro de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller de Alemania, Angela Merkel.

Juncker describió a Kohl como “un patriota alemán y, al mismo tiempo, un patriota europeo”.

Kohl fue enterrado durante la tarde del sábado tras una misa en la ciudad alemana de Speyer.