Las tortugas de Aldabra estrenarán “hogar” en el nuevo Oceanografic de Valencia y podrán verse todo el año

tortuga_alMorla y Darwin, las tortugas de Aldabra del Oceanogràfic de Valencia estrenarán próximamente un nuevo hogar gracias a las inversiones en mejoras y ampliación que se están realizando y que serán inauguradas el próximo 3 de marzo.

Morla y Darwin, una vez trasladadas a su nuevo hogar, ganan en visibilidad dentro del recorrido por las instalaciones del Oceanogràfic y además podrán ser vistas durante todo el año.

Las tortugas de Aldraba son tortugas gigantes, la segunda más grande que existe tras las de las Galápagos. Pueden llegar a medir 120 centímetros y superar los 250 kilogramos.

No se sabe a ciencia cierta cuanto puede vivir este animal, pero se trata de un animal muy longevo. El último dato comprobado respecto a su edad fue “Adwita”, un ejemplar que vivió en el zoo de Calcuta y murió a la edad de 255 años.

La presencia de estos animales en el Oceanogràfic tiene un gran valor no sólo a nivel de exhibición sino a nivel educativo ya que con ellas quedan representadas los tres tipos de tortugas: de tierra, galápagos y marinas. Esto nos permite hacer una comparativa en cuanto a las similitudes y diferencias que existen entre ellas, así como de sus distintas adaptaciones al medio en el que se desenvuelven, amenazas de origen humano que les afectan etc.
Generalidades

Se trata de una especie endémica del atolón coralino de Aldabra declarado por UNESCO Reserva de la Biosfera. Se encuentra cerca de las Seychelles, un conjunto de islas situadas en el océano Índico, al norte de Madagascar. Posteriormente ha sido introducida por el ser humano en otras islas como Mauricio, Isla Reunión y Changún.

tortuga_aldabraLa coloración de su piel es gris oscuro casi negro. La forma de su cabeza es más bien redondeada, acompañada de un cuello largo para alcanzar a comer las hojas de los arbustos y matorrales que encuentra en su camino, ya que se trata de una especie herbívora. Tanto la cabeza, como sus extremidades, se encuentran recubiertas de escamas osificadas. Sus patas son robustas para desplazarse confortablemente por el terreno y para soportar su propio peso.

Pueden beber a través de la nariz, gracias a la presencia de un tabique cartilaginoso nasal que les permite absorber agua por esta vía, se cree que esta adaptación se debe a que ciertas zonas en los bosques de mangle eran demasiado estrechas como para introducir la cabeza entera, lo que les impedía poder captar el agua.

En cuanto a su conservación, la tortuga de Aldabra apenas tiene depredadores naturales. Su mortalidad es a consecuencia de las caídas, debido a los desniveles del terreno o grietas y sobre todo, a las elevadísimas temperaturas así como a diferentes catástrofes naturales. La población humana de las islas, las respeta y la consideran un animal mítico, la llaman:
“Reina Malila”


Leave a Reply

Your email address will not be published.