Las Perseidas: estrellas fugaces y lluvia de meteoros que iluminan la Tierra

150811144416_perseidas_624x351_pa
image-211883

Este año se verán con mucha claridad -siempre que el tiempo lo permita- por que coinciden con la Luna nueva.

Es un show espectacular, tiene lugar entre la noche del 12 de agosto y la madrugada del 13, el mejor palco es el hemisferio norte y la entrada es gratuita.

ste año, el máximo de esta lluvia se producirá entre la noche del 12 de agosto y la madrugada del 13, aunque ya se pueden ver estrellas fugaces y se seguirán viendo en los días posteriores. El mejor momento para observarlas será en un punto intermedio entre el anochecer y el amanecer, cuando la Tierra atraviese la nube de polvo como un coche que pasa a través de una nube de mosquitos. Según el Instituto Astrofísico de Canarias (IAC), las estimaciones dicen que se podrán ver entre 100 y 120 Perseidas, aproximadamente dos por minuto. Además, los que se animen a observar esta lluvia de estrellas tendrán la suerte de que la Luna nueva del 14 de agosto coincide casi con el máximo de las Perseidas y la luz del satélite no dificultará la visión de los bólidos. Eso sí, para que la ventaja de la ausencia de luz natural no se malogre por la presencia de iluminación artificial, es conveniente alejarse de los centros urbanos, en busca de un lugar tan oscuro como sea posible. Para finalizar, aunque el lugar de procedencia de estas bolas de fuego parezca la constelación de Perseo, en el noroeste, elegir un lugar con la mayor cantidad de cielo visible que se pueda es la mejor manera de ver más estrellas fugaces

Es la lluvia de meteoros conocida como las Perseidas que este año promete ser aún más impactante que en 2014.

Las condiciones para observar este fenómeno son particularmente favorables -siempre y cuando el cielo esté despejado- ya que por primera vez desde 2007, la lluvia coincide con la Luna nueva.

Las perseidas son en realidad trozos del cometa Swift-Tuttle que cada 133 años visita la Tierra.

Al pasar, el cometa deja una nube de escombros en medio de la órbita terrestre, y cada vez que nuestro planeta atraviesa esa región, estos pedazos ingresan en la atmósfera terrestre a una velocidad de 60 kilómetros por segundo.

Cuando chocan con la atmósfera, calientan el aire a su alrededor y generan líneas fugaces de luz que se ven todos los años desde la Tierra entre el 17 de julio y el 24 de agosto.

Sin telescopio

En su momento de mayor intensidad -calculado para la noche y madrugada del 12 y 13 de agosto- se podrán ver hasta 100 meteoros por hora.

“El cielo casi sin Luna de este año significa que la visión será excelente”, señaló Alan MacRobert, editor de la revista especializada Sky & Telescope.

Lo mejor para disfrutar del espectáculo es verlo desde un sitio alejado de las luces artificiales.

Desde la Tierra, la lluvia de meteoros parece originarse en un único punto que se conoce como radiante.

Su localización se usa para darle nombre al fenómeno. Como el radiante está en la constelación de Perseo, se las llama Perseidas.

Para verlas no hace falta usar telescopios ni ningún otro implemento. Lo mejor es encontrar un lugar al aire libre oscuro, lejos de luces artificiales. La próxima aproximación del cometa Swift-Tuttle al Sol será en julio de 2126.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.