Las peñas del Barça demandan a la UEFA por la sanción a las esteladas

Agencias La Confederación de Peñas del FC Barcelona ha presentado una demanda civil en un juzgado de primera instancia barcelonés contra la UEFA, porque entiende que se ha inculcado un derecho fundamental, como es la libertad de expresión, al sancionar al club por el hecho de que aficionados azulgranas exhibieran banderas independentistas (esteladas).

El presidente de esta asociación, Antoni Guil, acompañado por el letrado Josep Maria Coronas, exportavoz del FC Barcelona en el inicio de siglo, han presentando en el Col·legi de Periodistes de Catalunya la motivación que ha impulsado esta demanda, que va paralela con el recurso que hace unos días anunció el propio club que presentaría ante el TAS por el mismo motivo.

descarga (1)
image-292148

El caso arranca en septiembre cuando en el partido Barcelona-Bayer Leverkusen, de la Liga de Campeones, el delegado de la UEFA redactó un informe en el que hacía constar la exhibición de banderas independentistas y cánticos de “¡Independencia, independencia!” en dicho encuentro, después de que el club catalán fuese sancionado con 30.000 euros por las mismas circunstancias en la final de la Liga de campeones del pasado junio.

Tras aquella primera sanción, el Barcelona la admitió, pagó e inició un periodo de consultas y aproximación con la UEFA para explicar la situación política que se vive en Cataluña y su movimiento secesionista, que en ocasiones se manifiesta en el Camp Nou.

De aquellas conversaciones, el Barcelona entendió que podría surgir una buena sintonía, pero llegó la segunda sanción, que fue recurrida y desestimada, también en apelación, hasta que el club ha dado el paso de llevar el asunto al TAS.

“Mensaje no adecuado”
Por su parte, la Confederación de Peñas estaba a la espera de la decisión de apelación para no interferir en el caso, y después de la desestimación y de haberse reunido el plenario de este colectivo azulgrana el pasado 12 de diciembre ha adoptado presentar una demanda civil que, según sus patrocinadores, está sustentada por “recursos propios”, negando que el FC Barcelona esté detrás para sufragar los gastos.

En la presentación a los medios de la demanda se encontraba en la sala el directivo Pau Vilanova.

En el argumentario de la demanda, el letrado Josep Maria Coronas ha explicado que con la sanción de la UEFA “se restringe la libertad de expresión”, mientras que el colectivo peñístico busca en la sentencia judicial que se reconozca el derecho a la libertad de expresión y que la UEFA no vuelva a sancionar nunca más por este motivo.

En este sentido, los demandantes han asegurado que en el caso de que el TAS fallase a favor del Barça, automáticamente retirarían la demanda civil.

“Los hechos en base a los cuales la UEFA impone esta sanción son los que recoge el redactado del delegado en el Camp Nou: ‘En el minuto 17:14 de la primera y segunda parte, cánticos de independencia fueron escuchados en todo el campo durante un minuto. Las denominadas banderas esteladas fueron también mostradas desde varios sectores de las tribunas'”, ha relatado Coronas.

“Los fundamentos de derecho dicen que la UEFA puede sancionar a las asociaciones y clubes deportivos por el comportamiento de sus aficionados, cuando estos utilicen gestos, palabras, objetos o cualquier otro medio de expresión que permita transmitir un mensaje no adecuado para el acontecimiento deportivo”, ha señalado el letrado.

Segunda demanda civil
Para la UEFA es intrascendente si este mensaje no incita a la violencia y no genera ningún problema de seguridad”, ha añadido.

Para Coronas, “la UEFA no discute los cánticos y banderas, lo único importante para la UEFA es que no son adecuados para un acontecimiento deportivo. La UEFA tampoco discute si son tan legítimos como los contrarios. Ni tampoco que estas banderas tengan arraigo social como otras”.

Ante esa situación, los demandantes entienden que los estatutos de una entidad privada (UEFA) “no pueden servir como corsé para restringir derechos fundamentales”.

Finalmente, los demandantes han añadido que podrían compartir con la UEFA que en los acontecimientos deportivos “se separase la política del deporte y que fuese un espectáculo de color, pero lo que no podemos compartir de ninguna manera es que unos cánticos y emblemas completamente pacíficos, sean los que sean, expresados por unos aficionados en el transcurso de un partido, puedan ser objeto de sanción”.

Por otra parte, dos socios del Barcelona presentaron a mediados de noviembre otra demanda contra la UEFA por la misma causa. El juzgado de primera instancia número 44 de Barcelona admitió a trámite la demanda hace un mes.


Leave a Reply

Your email address will not be published.