(Facebook/ City of East Liverpool, Ohio)

La policía de la ciudad estadounidense de East Liverpool, en Ohio, subió en Facebook dos fotos de una pareja en sobredosis en su auto. Las imágenes, ya impactantes de por sí, son aún más fuertes cuando se nota que en el asiento trasero aparece un indefenso nene de 4 años de edad.

(Facebook/ City of East Liverpool, Ohio)

“Sentimos que es necesario mostrar el otro lado de esta horrible droga. Tenemos que ser una voz para los niños metidos en estas situaciones”, dice el post. “Este niño no puede hablar por si mismo, pero nosotros tenemos la esperanza que su historia pueda convencer a otros a reflexionar dos veces antes de inyectarse este veneno mientras tienen a un niño en su custodia”.

La publicación en la red social explica que la decisión de hacer públicas las fotos fue tomada en conjunto con la administración ciudadana, el director legal y el departamento de policía.

Según el informe de las autoridades, también posteado en Facebook, el oficial de la policía de East Liverpool, Kevin Thomson respondió al aviso de un auto Ford Explorer que procedía “de manera muy errática” antes de detenerse en el medio de la calle detrás de un micro escolar que, justo en ese momento, estaba dejando bajar a los niños.

El oficial escribió que el conductor, identificado como James Acord, hablaba incoherentemente y luego quedó inconsciente. El otro pasajero, Rhonda Pasek, estaba inconsciente y “poniéndose azul”. El niño fue identificado como el hijo de Pasek, aunque más tarde, según reporta BuzzFeed, un portavoz de la policía dijo que el niño en realidad no sería el hijo, sino el nieto de la mujer.

En el auto las autoridades encontraron una “polvo rosa”. Los adultos fueron acusados de poner en peligro a un menor, detenerse en la carretera e intoxicación pública. El pequeño fue tomado en custodia por los Servicios del Niño.

(Facebook/ City of East Liverpool, Ohio)

La publicación despertó diversas reacciones y abrió un debate sobre la decisión de la policía. Algunos acusaron a la fuerza de no haber ocultado el rostro del niño (Infobae decidió hacerlo), otros en cambio agradecieron la decisión de la policía, y denunciaron el aumento de casos de sobredosis en Ohio.

“Estamos conscientes de que algunos puedan estar ofendidos por estas imágenes y por eso les pedimos disculpas, pero es tiempo de que el público que no hace uso de drogas vea con lo que estamos lidiando todos los días“, escriben en Facebook. “El veneno  conocido como heroína se instaló en muchas comunidades, no sólo la nuestra, la diferencia es que nosotros tenemos la voluntad de luchar con este problema hasta que se acabe y si esto significa que ofendamos a algunos estamos preparados para enfrentarlo”.

Desde el accidente, hubo en esa ciudad otros dos casos de sobredosis, otro arresto conectado a la heroína y un allanamiento en una casa donde también se encontró ese tipo de droga.