Muchas veces las celebridades se olvidan quiénes son y de su gran popularidad y suben a las redes sociales imágenes íntimas, subidas de tono o que pueden generar polémica. Minutos más tarde, se arrepienten de ello y las borran. Demasiado tarde, millones de personas ya las vieron.

Kendall Jenner, la estrella de Keeping up with the Kardashian, y ahora top model, tiene más 60 millones de followers en Instagram. Por accidente o premeditadamente, la hermana de Kim Kardashian posteó una foto de ella en un momento muy íntimo con un hombre. Horas más tarde la eliminó.

Kendall Jenner compartió esta íntima foto en Instagram y luego la quitó

La cara de “pocos amigos” de Ryan Reynolds.  El actor no parece muy contento en una foto de su fin de semana con Taylor Swift y su nuevo novio, Tom Hiddleston. La cantante la compartió en Instagram y fueron muchos los usuarios que notaron el fastidio del famoso en esta instantánea, dedicándole gran cantidad de divertidos memes.

Ryan Reynolds y su mujer Blake Lively

Amanda Bynes

En plena crisis nerviosa, Amanda Bynes se retrató con su móvil y subió las fotos a Twitter

Después de aparecer como una dulce adolescente en cintas como Lo que Una Chica Quiere y Hairspray, la actriz Amanda Bynes perdió el control. El año pasado sufrió una crisis nerviosa y compartió en Twitter fotos de ella en muy mal estado. Tras este episodio, fue internada en un psiquiátrico.

La cantante colombiana Shakira, de 39 años, intenta mostrarse al natural en Instagram, pero en esta selfie se excedió. Con este primer plano para nada favorecedor, consiguió cientos de comentarios negativos.

Justin Bieber tiene problema con la ley y también se mete en problemas en las redes sociales. La estrella pop se metió nada más ni nada menos que con Rihanna, de quien publicó una foto en ropa interior en su cuenta de Instagram y que finalmente debió eliminar debido a las miles de críticas que recibió ya que la cantante es la ex pareja de su amigo Chris Brown.

La imagen de la intérprete ya no aparece más en la cuenta de Bieber. Al parecer, no aprendió la lección. Un año más tarde hizo lo mismo con una foto muy sexy de la modelo Miranda Kerr, ex esposa del actor Orlando Bloom. Ambos se cruzaron en Ibiza y terminaron a los golpes.