Las Fallas, embajadoras contra la violencia de género

Valencia Noticias | Redacción.- La nueva política de la Diputación de Valencia no solo alcanza las grandes líneas presupuestarias sino que llega a cada una de las partidas que gestiona la Corporación, caso de las ayudas a las comisiones falleras. Una aportación histórica que el presidente, Jorge Rodríguez, quiere convertir en un fin enteramente social prescindiendo de la pátina de propaganda política que tradicionalmente ha envuelto estas ayudas.

La partida total se incrementa hasta alcanzar los 250.000 euros, que se repartirán en transferencias de 180 euros a todas aquellas comisiones falleras que lo soliciten, con el único requisito de depositar en el casal o en el monumento fallero un banderín que dispensará la Diputación y que lucirá un lema contra la violencia de género.

El drama que sufren miles de mujeres es la causa escogida este año para encauzar estas ayudas al ámbito fallero.
image-332141

El drama que sufren miles de mujeres es la causa escogida este año para encauzar estas ayudas al ámbito fallero.

Se acabó la condición de que las comisiones nombren fallero de honor al presidente de la Diputación y que publiquen su foto en el llibret para recibir los 180 euros de los que seguirán disfrutando simplemente ayudando en la tarea de concienciación para prevenir los malos tratos. Fuentes de Presidencia aseguran que la intención de Jorge Rodríguez es respetar la autonomía de las comisiones, mantener el apoyo a las mismas y al mismo tiempo aprovechar el tirón de la fiesta para convertir a las Fallas en embajadoras contra la violencia de género.

El drama que sufren miles de mujeres es la causa escogida este año para encauzar estas ayudas al ámbito fallero, aunque desde Presidencia no se descarta que en próximos años el mensaje de concienciación se dirija a otro ámbito; otra causa social que se incluya en el apartado de temas transversales que ocupan y preocupan a la Diputación.

Tampoco será ésta la única fiesta en la que se implique la Corporación provincial, que ya estudia de qué manera colaborar con los colectivos que participan en los Moros y Cristianos, la otra gran fiesta de la provincia junto a las Fallas. El esquema será el mismo: ayudar a los grupos humanos que hacen posible la fiesta invitándoles a secundar la tarea didáctica de la Diputación con la difusión de un código de buenas prácticas ciudadanas.

El acto en la plaza de Manises se mantiene, programado para el 14 de marzo, aunque a diferencia de las convocatorias de anteriores gobiernos provinciales, el que preside el socialista Jorge Rodríguez, con sus socios de Compromís, Esquerra Unida y València en Comú, velará por la igualdad de todas las comisiones que decidan participar. Desde la primera hasta la última disfrutarán del mismo trato del presidente para recibir el banderín contra la violencia de género que deberán lucir durante la semana fallera.


Leave a Reply

Your email address will not be published.