Las ‘esteladas” y otros símbolos no constitucionales estarán prohibidas en la final de la Copa del Rey

Unos 2.500 efectivos participarán en el dispositivo de seguridad del partido de la final de la Copa del Rey de fútbol, que enfrenta el domingo al F.C.Barcelona y al Sevilla F.C en el estado del Vicente Calderón de Madrid, en el que no se podrán introducir ni banderas esteladas ni otros símbolos no constitucionales, tal y como especifica la Ley del Deporte.

Los asistentes al campo tendrán que pasar por dos “exhaustivos” anillos de seguridad en los que serán cacheados por la policía para evitar la entrada de objetos prohibidos, según ha detallado en rueda de prensa la delegada del Gobierno, Concepción Dancausa

La polémica sobre el respeto a los símbolos constitucionales ha tenido dos episodios recientemente con las pitadas al himno de España, en dos finales de la Copa del Rey. En el caso de la pitada en el Barcelona – Athletic Club de Bilbao acaba de terminar su periplo judicial con archivo, tras ser reabierto por la Audiencia Nacional y avalado por la Fiscalía.

Desacuerdo del Barça; Puigdemont y Colau no acudirán

El FC Barcelona ha expresado en un comunicado su “desacuerdo más absoluto” con el anuncio de la Delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, de que prohibirán a los aficionados entrar con banderas independentistas, ‘estelades’, en la final de la Copa del Rey.

“El FC Barcelona considera que esta decisión es un atentado a la libertad de expresión, un derecho fundamental de todo individuo a expresar ideas y opiniones libremente y sin censura, reconocido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos”, añade el comunicado.

La entidad catalana asegura que ha defendido “la libertad de expresión de sus socios y aficionados, que han demostrado siempre un alto nivel de civismo y respeto”, y por ello hace un llamamiento “al sentido de la responsabilidad y exige a la Delegada del Gobierno que colabore en la creación del buen clima que debe presidir la celebración de la final de la Copa del Rey”.

El presidente catalán, Carles Puigdemont, ha anunciado que no asistirá a la final, porque la prohibición de exhibir banderas independentistas en el estadio le parece una “grave vulneración del derecho de expresión de miles de catalanes“.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, tampoco asistirá a la final de la Copa del Rey si la Delegación del Gobierno en Madrid no retira la prohibición de llevar ‘esteladas’.

“La prohibición de ‘esteladas’ en la Copa del Rey es un inaceptable atentado a la libertad de expresión. El Gobierno del PP debe rectificar”, ha escrito la alcaldesa en diversos tuits.

Partido de alto riesgo en el Calderón

Se trata de un partido de alto riesgo que contará con un estadio lleno con capacidad para 54.907 espectadores y una previsión de 38.780 aficionados de ambos clubes.

Así, se recomienda acudir al campo con tiempo suficiente para poder pasar los controles de seguridad establecidos por la Policía y la Federación Española de Fútbol. Para ello, las puertas del Estadio se abrirán tres horas y media antes del comiendo del partido. Además, las ‘fan zones’ para los seguidores del Barcolona y del Sevilla estarán ubicadas en Matadero y Parque de San Isidro, respectivamente.

Por otro lado, tal y como ha indicado Dancausa, se reforzarán las líneas de autobuses diurnos y nocturnos, así como el Cercanías y el Metro. “Es una oportunidad más para que Madrid siga demostrando su capacidad para organizar grandes eventos deportivos que generan riqueza e impacto económico”, ha añadido.


Leave a Reply

Your email address will not be published.