Las condiciones de vida de los gobernadores del Antiguo Egipto a partir de sus restos arqueológicos

P1010032
image-325988

Antropólogos forenses, geólogos y otros investigadores realizarán tomografías de las momias y restos esqueléticos hallados en Asuán

UGR/DICYT Un equipo interdisciplinar de científicos de la Universidad de Granada, formado por antropólogos forenses y geólogos, estudiará las condiciones de vida de los gobernadores del Antiguo Egipto a partir del análisis de las momias y los restos esqueléticos de la Necrópolis de Qubbet el-Hawa, situada en la región egipcia de Asuán, y de los sedimentos de la misma.

Los investigadores de la UGR participan en la campaña arqueológica coordinada por la Universidad de Jaén, que arranca mañana, 18 de febrero, y se desarrollará hasta el próximo 11 de marzo. En ella participan también científicos de la Universidad de Berlín (Alemania).

El vicerrector de Investigación y Transferencia de la Universidad de Granada, Enrique Herrera Viedma, y el director del Laboratorio de Antropología de la UGR, Miguel Botella López, han presentado esta mañana en rueda de prensa la Campaña Arqueológica Qubbet el-Hawa 2016, en la que participan también los investigadores de la UGR Inmaculada Alemán y Ángel Rubio, del Laboratorio de Antropología de la UGR, y la geóloga Mª Paz Sáez Pérez, del departamento de Construcciones Arquitectónicas.

Estudio antropológico
“En esta campaña, la séptima en la que participamos, realizaremos el estudio antropológico de los restos esqueléticos y las momias que hallamos el año pasado, correspondientes a más de 40 sujetos que estaban en la tumba tumba QH33 de la Necrópolis de Qubbet el-Hawa”, ha detallado el profesor Botella. Además, este año también excavarán las tumbas QH34a y QH34b, encontradas durante la pasada campaña.

El año pasado, este mismo equipo científico, que coordina el profesor de Historia Antigua de la Universidad de Jaén Alejandro Jiménez Serrano, halló los restos del cáncer de mama más antiguo del que se tiene constancia en el esqueleto de una mujer de entre 30 y 40 años, de una altura de 1,62 metros, que murió afectada por esta enfermedad en torno al año 2200 a.C., y cuyo cuerpo estuvo momificado.

P1010876Los investigadores continuarán los trabajos de excavación en las tumbas de los ancestros de los gobernadores de Elefantina de la XII dinastía (siglo XIX antes de Cristo), cuya matriarca encontraron en la pasada campaña. Otro de los objetivos será la excavación de los ochos pozos funerarios de la tumba de Sarenput I, de la misma época, en los que tampoco se ha trabajado nunca y de la que se desconocen si están intactos.

En esta expedición, los científicos de la UGR realizarán “un estudio biodemográfico de los restos hallados para analizar la mortalidad por edades, y ver qué enfermedades sufrían los distintos grupos que vivían allí”, ha señalado Inmaculada Alemán.

Enfermedades infecciosas
Los investigadores han explicado que los habitantes del Antiguo Egipto vivían mucho peor de lo que nos podrían indicar sus grandes monumentos, y padecían numerosas enfermedades infecciosas que mermaban su esperanza de vida.

En la campaña del año pasado, los científicos de la UGR hallaron en las momias de la Necrópolis muchas enfermedades infecciosas (como brucelosis o fiebre de Malta); marcas de violencia; tumores; enfermedades degenerativas (artrosis) y anquilosis de miembros, procesos infecciosos por los que la mitad de la población egipcia moría antes de cumplir los 5 años.

Por su parte, el vicerrector de Investigación de la UGR ha destacado “el excelente nivel” del equipo científico de la UGR que participará en esta campaña en Egipto, “un ejemplo más de que la colaboración interdisciplinar es el motor de la investigación y el futuro hacia el que debemos caminar”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.