Las clases empezarán el 10 y el 11 de septiembre

colegio_playas_orihuela_261010_ok
image-201650
La primera Mesa Sectorial convocada por la Conselleria de Educación con el nuevo responsable de este departamento, Vicent Marzà, al frente, acordó ayer la modificación del calendario escolar que ya había sido aprobado por el PP y que establecía el 3 de septiembre como fecha de inicio de las clases.

Las fechas inicialmente propuestas se han confirmado: los alumnos de Primaria volverán a las escuelas el 10 de septiembre, mientras que los de Secundaria lo harán a los institutos el día siguiente, el 11 de septiembre, lo harán los de ESO, Bachillerato y FP.Así se ha acordado en la Mesa Sectorial de Educación convocada por el conseller Vicent Marzà con los representantes de los sindicatos de la enseñanza valencianos, donde se ha consensuado la fecha con toda la comunidad educativa, tanto con el profesorado como con las familias. el cambio implicará perder tres días lectivos en las primeras etapas y entre uno y dos en el resto, siempre en comparación con el calendario que dejó aprobado el equipo de Català, que marcaba el 3 de septiembre como fecha de arranque para todos los alumnos. En cualquier caso siguen por encima del mínimo legal, según precisaron.

Tal como anunció el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, el arranque del próximo curso escolar se retrasa finalmente al 10 de septiembre para Infantil y Primaria y al 11 para Secundaria, Bahillerato y Formación Profesional. En el primer caso, el curso durará hasta el 21 de junio -tres días lectivos menos- y en el segundo hasta el 17 de junio. En total, habrá 178 días lectivos (771 horas), cuatro por debajo de la media de la Unión Europea.

Los cambios se plasmarán en una resolución que será oficial esta semana. Antes se va a presentar a las confederaciones de Ampas y a las patronales de centros concertados, según dijo el conseller tras presidir el encuentro. En este borrador normativo se ha incluido otra modificación que en la práctica deja en el aire la programación de los exámenes de recuperación, que ya el curso 2013-2014 se adelantaron a junio y julio y dejaron de organizarse en septiembre. Según Miguel Ángel Vera, secretario general de la Federación de Enseñanza de CC. OO. PV, la idea es evaluar los resultados de los últimos años antes de decidir. Este sindicato planteó que una vez se disponga de toda la información sea el Consejo Escolar de la Comunitat el que emita un dictamen sobre las fechas más adecuadas.

La tercera novedad también implica un giro de 180 grados respecto a la gestión popular. Marzà informó de que cumplirá la sentencia que anula el acuerdo de interinos de 2013, y lo hará retirando el recurso presentado por la anterior consellera. Esto supondrá que las bolsas de trabajo se volverán a ordenar en función de los servicios prestados sin tener en cuenta si se dispone de una oposición aprobada, que fue la principal novedad del malogrado acuerdo. El cambio será efectivo en las próximas adjudicaciones de puestos, que llegarán este mes.

Marzà explicó que esta variación perjudicará a 430 docentes que han podido trabajar gracias al nuevo requisito, por lo que se estudiarán medidas para que mantengan las opciones. «No queremos que los que se beneficiaron de las rebaremaciones pasen a ser damnificados, que paguen unos por otros», señaló. La idea es que tengan la oportunidad de acceder a puestos el próximo curso, un planteamiento complicado porque es obligatorio tener en cuenta el orden de las bolsas de trabajo en las adjudicaciones. Fuentes sindicales añadieron que una de las alternativas que se barajan es que hayan más vacantes disponibles el próximo curso, y por tanto, más plazas a cubrir con interinos.

El 8 de julio se celebrará una nueva Mesa sectorial para tratar la apertura de las unidades recortadas en algunos centros educativos, como el Ciutat de Cremona d’Alaquàs, y también en algunas Escuelas Oficiales de Idioma, entre otras cuestiones.

El STEPV se congratula del «cambio de ambiente y de actitudes» de los responsables de la Conselleria, que han dado una respuesta «satisfactoria y contundente» a las reivindicaciones de diversos colectivos.

Los tres sindicatos se mostraron satisfechos con «la rapidez» de los cambios. Desde el Stepv dijeron que contribuirán a tener «un inicio de curso lo más normal posible» y se felicitaron de la cuestión de los interinos, idea similar a la expresada por CC. OO. PV. También lo hizo Fete-UGT PV, que insistió en que el nuevo calendario beneficiará a los centros y al sector turístico.


Leave a Reply

Your email address will not be published.