Las ánforas encontradas en Tomares se dedicaban al transporte de aceite por todo el Imperio Romano

descarga (1)
image-374512
Las 19 ánforas -nueve completas y diez fragmentadas- halladas durante el desarrollo de unas obras en Tomares (Sevilla) y que contenían en su interior unos 600 kilos de monedas de bronce del siglo IV después de Cristo fueron producidas en Alcolea del Río (Sevilla) y se dedicaban al transporte de aceite a distintos puntos del Imperio Romano.

Estos son algunas de los datos curiosos que ya se conocen sobre estas piezas y que han sido dados a conocer este viernes durante una visita de la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, al Museo Arqueológico de Sevilla, donde fueron depositadas tras su hallazgo el pasado 27 de abril y donde se están realizando los trabajos de investigación y catalogación.

Entre los datos curiosos que ya se conocen, la directora del Museo, Ana Navarro, ha señalado que se sospecha que las ánforas puedan tener un cierre orgánico, que “analizaremos a partir de las tierras”, añade, o que todos los emperadores –que aparecen en las monedas– corresponden a un momento de efervescencia política del Imperio y a una tetrarquía”. Además, añade que se ha visto que “en el resto de Europa hay otros muchos tesoros interesantes y contemporáneos a éste”, lo que “responde a una dinámica general económica del Imperio y lo estamos estudiando”.

Igualmente, ha explicado que las ánforas “se producen en Alcolea del Río (Sevilla) y se ha detectado que están diseminadas por otros lugares del Imperio como los mercados de Trajano, además de en un pecio hundido en Mallorca y otro hundido frente a las costas de Ragusa (Sicilia), por tanto eran ánforas olearias que llevaban aceite a distintos puntos del Imperio”.

Estudio de las ánforas, no solo de las monedas

“La importancia de todo esto no es que lleguemos a un estudio de qué tipo monetal, qué emperador, sino que podamos argumentar un estudio multi e interdisciplinar donde se integren muchos campos de trabajo y uno de ellos sea el estudio de las ánforas, del tipo de pasta o de si contuvieron realmente aceite o no a través del estudio de grasas antiguas“, todo lo cual “nos va dando más estímulos para seguir trabajando”, manifiesta Navarro.


Leave a Reply

Your email address will not be published.