Las altas temperaturas reducen un 22,3% la cosecha de cítricos para la campaña 2015-2016

naranjas-valencia

Las altas temperaturas registradas durante los meses de mayo, junio y julio han provocado una reducción del 22,3% en el volumen estimado de la cosecha de cítricos para la campaña 2015-2016, que se sitúa en 3.052.251 toneladas.

Así lo ha anunciado la consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, tras presentar el informe completo de la previsión del aforo citrícola para la campaña actual a los representantes de sector agroalimentario: AVA, La Unió, COAG, UPA, FEPAC, ASAJA, Alimpo/Aizce, el Comité de Gestión de Cítricos y la Federación de Cooperativas.

En este sentido, la consellera ha explicado que, concretamente, las temperaturas del día 14 de mayo tuvieron un efecto negativo, al provocar la caída de abundante fruto, de reducidas dimensiones en esos momentos, sobre todo de las variedades más tempranas. A este respecto, ha añadido que, en contraposición, las lluvias de primeros de septiembre resultaron beneficiosas para los cítricos y han contribuido a lograr unos calibres que compensan parcialmente la pérdida de fruta.

La producción ha sido menor en todas las variedades. De naranjas, la previsión es cosechar 1.493.540 toneladas (-20,3%), con menor cantidad del subgrupo de Navel (Navelina y Nave Late); de mandarinas, 1.309.796 toneladas (-23,3%), con una reducción significativa en el grupo de clementinas tempranas, como son la Marisol, Arrufatina y Loretina, pese al aumento por entrada en producción de nuevas plantaciones de las variedades de Oronules y Clemenrubi; y 234.661 toneladas de limones (-28,5%) con merma de producción de la variedad Verna debido a condiciones meteorológicas y a la vecería de la variedad.

La disminución de la cosecha prevista ha sido general en las tres provincias de la Comunitat Valenciana.

Elena Cebrián también ha indicado que ha descendido un 2,02% la superficie destinada al cultivo de cítricos, quedando en 162.000 hectáreas, debido principalmente a la sustitución de cítricos por cultivos alternativos como el caqui y en menor medida por abandono de explotaciones.

Mayor transparencia

La presentación del aforo se ha recuperado tras su interrupción en 2007, informándose a partir de ahora de las previsiones de la cosecha con amplio detalle provincial y varietal con el objetivo de intensificar la transparencia a los operadores del mercado.

En este sentido, la consellera ha señalado que se ha llevado a cabo un esfuerzo de revisión metodológica con el objetivo de depurar las cifras de las últimas campañas y mejorar la fiabilidad de los resultados obtenidos, por lo que ya se pueden ofrecer datos de balance de la campaña 2014-2015 y del aforo 2015-2016 totalmente ajustados a un balance nacional armonizado junto el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y las principales regiones productoras de cítricos.

Así, la producción de la campaña anterior fue de 3.926.043 toneladas, con unos rendimientos altos, registrándose la mayor cifra de exportación de la historia citrícola de España y de la Comunitat Valenciana.


Leave a Reply

Your email address will not be published.