La violencia machista se cobra la vida de 21 mujeres y un bebé en seis meses

La violencia machista se cobra la vida de 21 mujeres y un bebé en seis meses21, un bebé asesinado y doce niños huérfanos es el balance de la violencia machista con el que se salda el primer semestre del año, una lacra que no deja de sumar víctimas.

A este goteo incesante de víctimas podrían sumarse otras 5 mujeres cuyas muertes se encuentran en investigación, así como una niña de 17 meses asesinada a manos del hombre que en ese momento estaba con su madre.

La Delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Blanca Hernández, reconoce en declaraciones a Efe que “es un dato doloroso” que siempre les conmueve, pero subraya que el número de víctimas mortales es menor que el de otros años.

Así, recuerda que, con la excepción del primer semestre de 2015, cuando el número de víctimas fue de 19, entre enero y junio de los años anteriores las muertas no bajaban de 30.

E incide en que con la violencia de género siempre se trabaja al máximo “sea vacaciones, sea verano, sea gobierno en funciones, sea cuando sea”, no sólo su departamento sino todas las administraciones implicadas en esta materia que están “al pie del cañón”.

Asesinadas a pesar de las denuncias

Ocho de las asesinadas habían denunciado a sus agresores y aunque cinco de ellas solicitaron medidas de protección, sólo dos las tenían en vigor, cifras que indican que algo está fallando.

“Cuando una persona acude al Estado a buscar ayuda y por contra sufre un atentado contra su persona, tenemos un problema muy gordo”, denuncia la presidenta de la Fundación Mujeres, Marisa Soleto.

El sistema debe generar confianza para que las mujeres se atrevan a denunciar y tener “la capacidad suficiente para protegerlas cuando denuncian”, explica a Efe.

Y que el porcentaje de mujeres asesinadas que habían pedido protección roce el 40%, constata “que algo se está haciendo mal” y que no se están “arbitrando los mecanismos necesarios para la reparación del daño de las víctimas”.

Hernández asegura que todos los años se analiza qué pasa en los casos en los que las medidas de protección no son efectivas.

Una de las conclusiones es que, algunas veces, hay “falta de coordinación” entre los organismos implicados, lo que se está intentando resolver con la aportación de más fondos.

En muchas ocasiones se produce un sobreseimiento de la demanda. Puede ser que la mujer decida no declarar y no se puede continuar el proceso; que se denuncie sólo por los últimos hechos y no por toda una cadena de maltrato y se acabe archivando; o que la víctima opte por no continuar la denuncia interpuesta por terceros.

Pero “jamás hay que culpar a la mujer“, alerta la delegada del Gobierno.

Asesinadas por ser mujeres

Las cifras oficiales de víctimas mortales aumentarían hasta las 30 o 40 en el primer semestre si se contabilizasen los asesinatos de mujeres por el hecho de serlo y no sólo aquellos cometidos por hombres con los que han mantenido o mantienen una relación sentimental.

Esta forma de contabilizar a las víctimas es demandada por organizaciones feministas, entidades sociales y algunos partidos políticos, que ponen como ejemplo el caso de las prostitutas asesinadas por sus clientes o las mujeres que mueren como consecuencia de una agresión sexual.

Así, la presidenta de la Fundación Mujeres, organización presente en el Observatorio de la Violencia de Género, reclama que se adapte la legislación de violencia de género al Convenio de Estambul, que recoge este tipo de violencia, la trata de mujeres o los asesinatos de las trabajadoras sexuales.

De este modo, se habría contabilizado, por ejemplo, el caso de la mujer de Torre Pacheco (Murcia) a la que supuestamente un vecino asesinó por negarse a mantener relaciones sexuales con él o las cuatro prostitutas asesinadas en lo que va de año, según datos del portal feminicidio.net.

“Hay un sentir general de que hay que seguir trabajando en la norma española, que es muy potente, y contemplar distintas formas de violencia de la mujer”, un trabajo pendiente para el próximo gobierno, comenta Hernández.

Maarisa Soleto reclama una “legislación más amplia” que aborde con éxito el “horizonte de asesinatos cero” que debería tener toda política de este tipo y que devuelva a España “a la vanguardia de la legislación en materia de seguridad y protección de las mujeres”.

Hernández hace hincapié en la aprobación de varias normas que han mejorado la protección de los menores.

Hace un año que se reconoce como víctima a los menores

Hace casi un año entró en vigor la modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia, en el que se reconocía el estatus de víctima a los menores, recuerda Hernández.

Considera “muy importante” que se obligase desde ese momento a que “siempre que un juzgado se pronuncie sobre una madre en la orden de protección, se pronuncie obligatoriamente sobre los hijos”, y dicte medidas que pasen por suprimir la patria potestad, sean alojados en viviendas seguras o se organice el régimen de visitas.

Desde que se comenzasen a contabilizar los casos de violencia de género de forma oficial, en 2003, 847 mujeres han muerto a manos de sus parejas o ex parejas.


Leave a Reply

Your email address will not be published.