La Policía Nacional detiene al dueño de  dos perros que atacaron a dos ciclistas en la localidad alicantina de Denia

Se le imputa un delito de lesiones y otro de omisión del deber de socorro

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la  mañana del miércoles al dueño de dos perros que, el pasado día 24 de mayo, atacaron a dos ciclistas que circulaban por la carretera en Denia (Alicante). Tras presenciar como sus dos cánidos, catalogados como potencialmente peligrosos, se abalanzaban sobre dos personas produciéndoles lesiones graves por mordeduras, se dio a la fuga. Se le imputa un delito de lesiones y otro de omisión del deber de socorro.

Las dos víctimas, un hombre de 70 y una mujer de 44 años, circulaban con sus bicicletas cuando se vieron sorprendidos por los animales. La  mujer fue la primera en ser agredida cuando ambos canes arremetieron contra ella ocasionándole lesiones graves en una de sus piernas. Tras lograr escapar, los perros cruzaron la carretera y atacaron a la segunda víctima produciéndole mordeduras de gravedad considerable en su brazo izquierdo, llegando incluso a morderle en el casco y provocando la fractura del mismo.

Perro 3
image-389672

Un conductor de autobús evitó que las lesiones fueran mayores

La rápida intervención de un conductor de autobús logró socorrer a la mujer y evitar que ésta sufriese lesiones de mayor gravedad. Utilizando una escoba a través de una  ventanilla, golpeó a los perros hasta que la víctima logró zafarse de ellos e introducirse en el autocar.

Finalmente el dueño de los animales, que se encontraba en el lugar, llamó a los perros los cuales inmediatamente interrumpieron el ataque dirigiéndose junto a su amo. Éste en lugar de ayudar a los heridos, se dio a la fuga.

Tras recibir un aviso los agentes acudieron rápidamente al lugar, auxiliando a las víctimas e iniciando las primeras actuaciones para identificar al dueño de los canes.

Posteriormente, se inició una investigación por parte de la Brigada de Policía Judicial de Denia, que culminó con la detención del dueño de los perros el pasado día 15 de junio, al que se le imputa un delito de lesiones por imprudencia. El hombre, de 30 años de edad, se encontraba en el momento de la detención en compañía de uno de los perros que cometió el ataque. Tras el arresto, el animal quedó bajo la supervisión de la protectora de animales de la localidad de Denia.

Fruto de las pesquisas, los investigadores también pudieron averiguar que el detenido había deshecho del otro can,  inmediatamente después de ocurrir los hechos, dejándolo en la protectora de la localidad de Elda, para evitar levantar sospechas y ser detenido.


Leave a Reply

Your email address will not be published.