La Policía Nacional detiene a nueve personas por explotar laboralmente a ciudadanos extranjeros en una explotación agrícola

En las localidades murcianas de Lorca y Mazarrón

Agentes de la Policía Nacional han detenido en las localidades murcianas de Lorca y Mazarrón a nueve personas que, presuntamente, sometían a trabajadores extranjeros en situación de necesidad a condiciones laborales abusivas y próximas a la esclavitud. Su falta de escrúpulos les llevaba incluso a fumigar en el interior de los invernaderos en plena jornada laboral, incluso mientras había trabajando alguna mujer en estado de gestación. Los trabajadores, al encontrarse en situación irregular en nuestro país, usurpaban la identidad de otros ciudadanos con documentación legal.

Fumigaban con los trabajadores dentro de los invernaderos

A mediados de mayo, la Unidad contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF) de la Jefatura Superior de Policía de la Región de Murcia, tuvo conocimiento de la comisión de una serie de irregularidades llevadas a cabo por una empresa de trabajo temporal. Al parecer, la ETT estaría contratando a ciudadanos extranjeros en situación irregular en España, a quienes facilitaría otras identidades correspondientes a extranjeros con permiso de trabajo para explotarlos laboralmente.

Tras las primeras comprobaciones se inició una investigación en el transcurso de la que ha quedado acreditado el abuso y explotación que las empresas, tanto las de trabajo temporal como las que los empleaban, que explotaban a los trabajadores aprovechando su situación de extrema necesidad.

Con relación a las empresas contratantes los investigadores pudieron corroborar que las condiciones impuestas eran abusivas y próximas a la esclavitud. Además de carecer de contrato laboral, percibían un salario por debajo del mínimo establecido, les descontaban los gastos de desplazamiento y les prohibían cualquier tipo de comunicación mientras durase la jornada laboral. Su tiempo de descanso apenas llegaba a los 15 minutos, tiempo este que debían recuperar prolongando la jornada laboral.

Los responsables y encargados no tenían ningún escrúpulo a la hora de velar por la salud de los trabajadores, ya que estos tenían que soportar fumigaciones simultaneas mientras trabajaban dentro de los invernaderos, cayéndoles encima el producto fitosanitario. Algunas de los trabajadores eran mujeres en estado de gestación.

Con todos los datos de la investigación se llevó a cabo una operación policial en la que culminó con la detención de nueve personas, de edades comprendidas entre los 24 y 50 años de edad, entre los que están responsables de la ETT (5) y de la explotación agrícola (4). A los detenidos se les imputa los delitos de delito contra los derechos de los trabajadores, favorecimiento de la inmigración ilegal, delito contra la salud pública y pertenencia a grupo criminal.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la UCRIF de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Policía de Murcia en colaboración con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, Dirección General de Relaciones Laborales y Economía Social y el Servicio de Sanidad Vegetal de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.


Leave a Reply

Your email address will not be published.