La Policía Nacional desarticula una red de narcotraficantes e interviene más de siete toneladas de hachís

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una red de narcotraficantes e incautado más de siete toneladas de hachís, en una operación desarrollada en las provincias de Murcia y Málaga. Los 31 detenidos pertenecían a dos organizaciones, de origen español y magrebí, vinculadas entre ellas para el tráfico de estupefacientes. Los arrestados contaban con una amplia infraestructura formada por embarcaciones, furgonetas, almacenes e inmuebles preparados para recibir la droga, custodiarla y posteriormente trasladarla a terceros países de la Unión Europea.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de febrero y fruto de las primeras pesquisas realizadas por agentes se descubrió un importante proyecto destinado a la introducción de grandes cantidades de hachís a través de costas de nuestro país mediante embarcaciones pesqueras.

Vento 2
image-255051

La red en Murcia utilizaba hasta diez personas para contravigilancias

Los miembros de la organización afincada en Murcia disponían de una potente infraestructura, contando con varios barcos pesqueros, numerosos vehículos, inmuebles y naves de almacenamiento. Todo ello puesto a disposición de un grupo familiar de Almería cuyo propósito era la introducción del hachís en nuestro país.

Tras varios intentos fallidos, la organización planificó llevar a cabo el desembarco en aguas murcianas de un importante alijo. Para ello utilizaron hasta a diez personas únicamente para realizar contravigilancias con la intención de informar sobre eventuales controles policiales. A pesar de estas medidas de seguridad, los agentes se incautaron de 1.360 kilogramos de hachís repartidos en 45 fardos hallados en el interior de una furgoneta que habían sido trasladados a la Península en una embarcación procedente de costas marroquíes.

Cerca de seis toneladas aprehendidas en Málaga

Simultáneamente los investigadores llevaron a cabo otra operación en la Costa del Sol. Los miembros de la parte de la organización que operaba en esta zona, de origen magrebí, contaban con la colaboración de un tercer grupo en la provincia de Cádiz, encargado de introducir la droga a través de embarcaciones para luego almacenarla en diferentes inmuebles custodiados por miembros del propio grupo. Los agentes han logrado la incautación a esta rama de 5.760 kilogramos de hachís en 185 fardos en dos fases, en la primera lograron la aprehensión de 4.500 kilogramos en 150 fardos y en la segunda, se interceptaron 1.260 en 35 fardos ocultos en una furgoneta interceptada el pasado mes de agosto.

En total, los investigadores se han incautado de más de siete toneladas de hachís, 17 vehículos y 2 embarcaciones, así como han arrestado a 31 personas pertenecientes a dos organizaciones criminales, una española y otra hispano – magrebí,  que han sido desarticuladas. Todas ellas han sido imputadas por delitos contra la salud pública y pertenencia a organización criminal.

La investigación ha sido dirigida y coordinada por UDYCO Tenerife y la Comisaría General de Policía Judicial. Han participado agentes de las UDYCO de Murcia y de Málaga y colaborado  las unidades de GRECO Costa del Sol y Levante, la UDYCO de Almería y el Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Lorca.


Leave a Reply

Your email address will not be published.