La Policía Nacional desarticula un grupo dedicado al favorecimiento de la inmigración ilegal de ciudadanos chinos

Tramitaban visados para viajar a España utilizando contratos de trabajo fraudulentos

Policia Nacional.
image-209204
Agentes de la Policía Nacional han detenido a seis miembros de un grupo delictivo, compuesto por ciudadanos chinos y españoles, presuntamente dedicado al favorecimiento de la inmigración ilegal de ciudadanos del país asiático, mediante la tramitación de visados utilizando contratos de trabajo fraudulentos. Las investigaciones han desvelado que siete empresas de nuestro país formalizaron 82 expedientes para 42 personas que cesaban su supuesta relación laboral justo al año de ser contratadas.

Las investigaciones se iniciaron en el mes de mayo del año 2014 cuando, a través de la Subdelegación de Gobierno de Jaén, se recibió un informe que relataba que en el Consulado General en el sur de China, en la ciudad de Cantón, había llamado especialmente la atención que en un mes, por parte de este organismo, se hubiesen concedido cinco  autorizaciones de trabajadores extranjeros en puestos de poca o ninguna cualificación o de difícil cobertura.

El informe destacaba que los trabajadores que habían solicitado la tramitación de las autorizaciones pertenecían a la misma provincia en China, Fujian, y que las empresas contratantes se repetían y pertenecían a una misma familia. A partir de estos datos se inició una laboriosa investigación que llevó a los agentes a descubrir la existencia de un total de siete empresas que contrataban trabajadores para que de este modo pudieran obtener un visado.

Las pesquisas desvelaron que dichas empresas habían tramitado 82 expedientes entre 2005 y 2014, para un total de 42 personas, pese a no existir concordancia entre el volumen de trabajo de las supuestas empresas de restauración y el personal contratado para desempeñarlo. También se comprobó que los trabajadores eran dados de baja de forma automática al año justo de hacerse efectiva la contratación en origen. Del mismo modo, se supo que una de las empresas había realizado desde el año 2010 un total de 16 trámites de regularización, para 14 ciudadanos de origen chino y, posteriormente, la renovación de dos de ellos, por cada uno de los cuales los inmigrantes abonaron cantidades de entre 8.000 y 10000 euros.

Una vez comprobada la existencia irregularidades, se procedió a la detención de 6 personas en Jaén, de nacionalidades española y china, como presuntos autores de delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, falsedad documental, contra los derechos de los trabajadores y pertenencia a grupo criminal. También se practicaron dos registros domiciliarios en Jaén en los que se han intervenido diversos equipos informáticos y memorias externas (discos duros, pendrives y tarjetas SD), teléfonos móviles y tarjetas SIM, documentación que está siendo analizada por expertos, así como 2.710 euros en efectivo.

La operación se ha llevado a cabo por agentes de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras y la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Jaén.


Leave a Reply

Your email address will not be published.