La Policía Local de Nules investiga una nave dedicada a la compraventa de naranjas

La semana pasada la Policía Local de Nules localizó en una antigua nave cerrada de la Senda Mitjana un letrero a brocha que indicaba ‘Se compra toda clase de nar, comercio y pel’ y un número de teléfono móvil, por lo que procedieron a contactar telefónicamente comprobando que a pesar de estar cerrada la nave había gente dentro y cuál era la estrategia de captación de la fruta.

Esta mañana los agentes de la Policía Local de Nules han accedido al interior de la nave localizando a cuatro personas, dos hombres y dos mujeres, manipulando naranjas y unos ordenadores, visualizando varios centenares de cajones de diferente comercios con clementinas de diferentes calibres, varios centenares de ‘palets’ con capacidad para unos 200 kilos de naranjas de destrío y varias cajas en cámara de clementinas confeccionadas aún sin color para la comercialización.

Se les ha solicitado la documentación personal, siendo todos de nacionalidad rumana y con domicilio en Nules, teniendo la gerente antecedentes por estafa y uno de los socios y encargados del almacén, conocido de esta Policía Local, con antecedentes por robo, lesiones, hurto y riña tumultuaria. En cuanto a la actividad, se encuentra en trámite de trasmisión a nombre de una empresa de importación y exportación de naranjas con domicilio social en Valencia.

Respecto a la procedencia de la fruta, una parte sería de la ‘espigola’ y la que está confeccionada de dudosa procedencia, aunque se están investigando unos documentos aparecidos en la nave que pertenecerían a un tercero y cuyo destino sería la ciudad de Barcelona. Parece ser que la empresa que gestiona el negocio tiene pensado contratar entre 15 y 20 personas para comenzar la campaña de la ‘espigola’, estando todo en trámite para legalizar la actividad y a los trabajadores, pero si pasados los plazos no presentan toda la documentación requerida por la Policía Local se propondrá el cierre de la actividad, mientras tantos los agentes van a estar vigilantes y se ha puesto la investigación en conocimiento de la Guardia Civil. De momento el letrero de captación de clientes se ha terminado de pintar y se aprecia claramente a qué se dedican y han añadido un segundo teléfono móvil de contacto y las palabras ‘Pago-Rápido’.

Esta intervención de la Policía Local de Nules forma parte del operativo especial de vigilancia del tránsito de naranjas y de la vigilancia en el campo. Esta semana también se ha requerido la documentación a todos los mercaderes del Mercadillo de los miércoles que vendían clementinas, no detectando fruta de dudosa procedencia pero si alguna irregularidad administrativa y alguna báscula cuyo pesaje no era el correcto.


Leave a Reply

Your email address will not be published.