La Policía detiene a siete personas por compartir pornografía infantil en internet

La Policía detiene a siete personas por compartir pornografía infantil en internet
image-411594
Para todos los públicosAgencias 
Agentes de la Policía Nacional han detenido a siete personas y hay tres investigados (anteriormente imputados) por intercambiar pornografía infantil en diferentes plataformas de Internet, una operación que ha permitido además la identificación de una víctima de abuso sexual.

En un comunicadio, la Policía Nacional destaca que la colaboración ciudadana y la denuncia de una empresa dedicada a la recuperación de datos en discos duros dañados, que encontró archivos con imágenes de abusos, han resultado ser piezas clave en la investigación.

En las pesquisas también han participado otros organismos internacionales como INTERPOL, el Homeland Security Investigations de Estados Unidos, la Task Force Argos de la policía de Queensland (Australia) y la Landespolizei de Alta Austria.

A mediados del año 2015 y a partir de información que ponía de manifiesto que diversas personas habían compartido pornografía infantil en Internet a través de diversas plataformas online, se inició una investigación conjunta por parte de los policías españoles en colaboración con agentes extranjeros.

Lleva el disco duro a arreglar con el material pedófilo

En la investigación resultó determinante la colaboración de la empresa de recuperación de datos en discos duros, que denunció que uno de sus clientes les había remitido un dispositivo electrónico para que rescatasen de manera especial una serie de archivos que finalmente resultaron contener imágenes de abusos a menores descargados de Internet.

Utilizando el software forense más avanzado los agentes realizaron el estudio de estos archivos con la máxima urgencia, dando como resultado que el 80% del disco almacenaba archivos relacionados con abusos sexuales a menores, siendo muchos de ellos cómics o animaciones por ordenador.

Un total de 27.532 fotografías ilícitas fueron localizadas en el disco duro, con un tamaño total superior a 5 gigabytes repartidos en 478 carpetascada una de las cuales representaba a una víctima diferente.

Los investigadores también descubrieron un grupo de juegos que consistían en someter a tocamientos y penetraciones a imágenes generadas por ordenador que representaban niñas de muy corta edad.

Siete detenidos

Una vez obtenida toda esta información los agentes procedieron al registro domiciliario del dueño del disco duro, teniendo que extremar las precauciones debido a las numerosas medidas de seguridad que adoptaba. En su vivienda, ubicada en la localidad barcelonesa de Esplugues de Llobregat se encontraron 42 soportes ópticos con vídeos de abusos de menores.

La cooperación policial internacional puso a la Policía Nacional sobre la pista de un profesor de inglés, de nacionalidad británica y residente en Barcelona, que resultó igualmente detenido. El arrestado almacenaba cientos de archivos de pornografía infantil en servidores de terceros países para tratar de eludir una posible investigación policial.

También en la ciudad condal fue localizado y detenido otro hombre, que se había ofrecido a la Policía para trabajar como agente encubierto informático en investigaciones contra la pornografía infantil. Una vez analizados sus terminales informáticos se localizaron numerosos archivos con material ilícito.

A estas detenciones se suman las de otras cuatro personas en Barcelona (2), Bizkaia y Castellón, acusadas también de tenencia y distribución de pornografía infantil en Internet y tres investigados no detenidos más por los mismos hechos.

Identificación de una víctima ucraniana

Gracias al examen del material pornográfico de uno de los equipos informáticos intervenidos durante la operación, se logró la identificación de un caso de abuso sexual cometido sobre una menor ucraniana, correspondiente al año 2009 y que estaba sin identificar.

Las gestiones de investigación, en colaboración con las policías de Austria y Australia, permitieron identificar a la niña, quién en su declaración reconoció haber sido víctima de abusos sexuales en la Federación de Rusia.

La investigación ha sido realizada por el Grupo I de Protección al Menor de la Brigada Central de Investigación Tecnológica (UIT – CGPJ), contando con la colaboración de las brigadas de Policía Judicial de Barcelona, Bilbao, Castellón y Murcia.

Desde 2012, los Grupos de Protección al Menor de la Unidad de Investigación Tecnológica han detenido o imputado a más de 960 personas por delitos vinculados con la producción, difusión y/o posesión de pornografía infantil y la corrupción de menores a través de Internet.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.