La Policía de la Generalitat recupera una campana que fue robada hace 16 años de la ‘Casa del Chavo’ de Valencia

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
image-423913

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Agentes del grupo de Patrimonio Histórico de la Policía de la Generalitat han recuperado una de las cuatro campanas que marcaban los cuartos y que estaba instalada en el emblemático edificio de la “Casa del Chavo” de Valencia, actual sede de la Tesorería Territorial de la Seguridad Social de esta ciudad. La campana fue sustraída hace 16 años de su emplazamiento habitual en una pequeña estructura metálica del edificio, visible desde la calle.

El director de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, José María Ángel, acompañado por el comisario jefe de la Unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la Comunitat Valenciana, Álvaro Rodríguez, han hecho entrega hoy de la campana recuperada a Vicente Escrivá Garcerán, director provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social, y al delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues.

La recuperación de esta campana es fruto de una investigación llevada a cabo por el citado grupo de Patrimonio y que arrancó recientemente tras la recepción de una carta anónima manuscrita que alertaba del robo de la campana. A través de las pistas que se daban en la carta se logró identificar a la persona poseedora de la campana y se supo de donde había sido sustraída en el año 2000.

Fuentes de la investigación han explicado que el autor material del hurto manifestó en su declaración haber sustraído la campana del citado edificio cuando trabajaba para una subcontrata que estaba realizando trabajos de rehabilitación en el interior de la “Casa del Chavo”. Relató también que realizó un laborioso trabajo para desinstalarla de su ubicación y que la trasladó a su domicilio en una furgoneta. Allí ha permanecido la campana durante los últimos 16 años hasta que la intervención de la Policía.

Según consta en los archivos de la Tesorería General de la Seguridad Social, el edificio albergaba cinco campanas comunicadas con el reloj mecánico, instalado en la parte de abajo de una estructura metálica del edificio visible desde la calle, de modo que, las cuatro pequeñas campanas tocaban los cuartos y la mayor, las horas. Hoy en día tan solo se conserva en el edificio la campana más grande.

En el año 1928 se construyó en la Avenida de Amalio Gimen de Valencia, actualmente la Avenida del Marqués de Sotelo, un edificio de estilo casticista diseñado por el arquitecto Enrique Viedma Vidal, destinado a albergar la Caja de Previsión Social. Este edificio fue inaugurado por Carlos Souza Álvarez de Toledo, Marqués de Sotelo, y alcalde pre-republicano de Valencia entre los años 1927-1930.

Al poco tiempo, este edificio comenzó a llamarse popularmente la “Casa del Chavo”, ya que en aquella época, los trabajadores pagaban un chavo (10 céntimos de peseta) como cotización para los fondos de protección social.


Leave a Reply

Your email address will not be published.