La plaza del Ayuntamiento acogerá un mercado de productos ecológicos el último domingo del mes

Valencia Noticias | Redacción.- El alcalde Joan Ribó anunció esta mañana que la Plaza del Ayuntamiento acogerá el último domingo de mes, cuando se cierra al tráfico, un mercado de productos ecológicos “de kilómetro cero, cultivados en l’Horta”. El Gobierno Municipal quiere convertir la huerta en la despensa de alimentos vegetales de la ciudad, para lo cual también cederá a  los agricultores ecológicos, mayoritariamente jóvenes, paradas en los mercados municipales.

Jornada sobre seguridad y calidad alimentaria. (Foto-Valencia Noticias).
image-300826

Jornada sobre seguridad y calidad alimentaria.

Ribó presidió esta mañana en el Centro La Petxina, la inauguración de la jornada ‘Menjant València’, en la que también intervino la concejala de Agricultura Consol Castillo. “Nuestra voluntad es potenciar la soberanía alimentaria,  que la alimentación sea lo más próxima posible a la ciudad, y eso implica varias cosas, pero sobre  todo  recuperar l’Horta”, ha asegurado el alcalde de Valencia, quien en su intervención ha dicho que “pocas ciudades del mundo tienen tanta vinculación histórica y patrimonial con su huerta como la nuestra”.

En esta cita para debatir sobre las posibilidades de revitalización de la agricultura periurbana, Ribó recordó que la  relación entre Valencia y l’Horta se ha visto amenazada por la construcción de urbanizaciones en terrenos agrícolas o el abandono de amplias zonas de huerta. “Un terreno considerado por todos los estudios agronómicos  como uno de los más fértiles del mundo se ha ido convirtiendo con el paso de los años en un terreno camino del abandono, objeto de especulación como futuros solares para la construcción y sometido a un proceso de envejecimiento  continuo de  sus habitantes y de quienes lo trabajan. Valga como ejemplo la voluntad del último gobierno del PP de utilizar 425 hectáreas más de huerta para urbanizar y ampliar  la ciudad sin que haya ninguna necesidad”.

Por su parte, la concejala de Agricultura, Consol Castillo, ha asegurado que “queremos situal nuestro horizonte en que un día una ciudad como la nuestra, con un espacio de huerta periurbana, pueda alimentarse de los productos que ahí se cultivan y que eso suponga un factor de dinamización económica. “Se trata, ha añadido, de debatir y estudiar en manos de quien està la alimentación de las futures generaciones : o trabajamos para que esté en manos de agricultores y consumidores o en manos de las grandes corporaciones. Ese es el reto”.

Para defender l’Horta e invertir esa situación “nosotros queremos  facilitar la producción ecológica, que está creciendo mucho y tiene muchas posibilidades tanto en el mercado interno como en el mercado exterior, impulsando variedades de calidad y también de interés local” añadió el alcalde. Esa tarea se ha de acometer conjuntamente con la Generalitat y la Diputación, “que estamos trabajando también en denominaciones de origen”.

Comercialización y juventud

También comentó Joan Ribó que en estos momentos la edad media de los agricultores de l’Horta es muy elevada. “Una manera de aumentar  la sostenibilidad es apostar por las nuevas formas de agricultura, sobre todo la agricultura ecológica, porque es precisamente la que entusiasma a la gente joven. Si quieres ver jóvenes agricultores, están en el mundo de la agricultura ecológica, cuyo problema fundamental es la comercialización. Hemos de romper los oligopolios de comercialización con una serie de mecanismos como el de potenciar las variedades locales y la producción ecológica”.

Por parte del Ayuntamiento, una de las iniciativas a las que se refirió Joan Ribó va a ser la de ceder a los agricultores ecológicos paradas en los mercados municipales, “además de abrir una nueva experiencia, este último domingo de mes, en la introducción de productos ecológicos para comercializarlos en la calle, concretamente en la Plaza del Ayuntamiento, que como sabéis se cierra al tráfico”.

“Hablar de sostenibilidad quiere decir hablar al mismo tiempo de calidad alimentaria, de seguridad alimentaria. La alimentación es demasiado importante como para dejarla  en manos de tratados internacionales como el TTIP o de cultivos alejados de nosotros miles de kilómetros”, afirmó el alcalde en su intervención en este foro.

“Nos gustaría que Valencia se parezca a cualquier pueblo o ciudad de Francia donde hay muchos mercados locales a los que  los labradores acuden a vender sus productos. Queremos conseguir que l’Horta sea la despensa de productos vegetales de la ciudad, y para ello hemos de introducir mecanismos  de seguridad alimentaria, de calidad alimentaria, pero también para cumplir el compromiso de reducción en un 40% de las emisiones de efecto invernadero antes de 2030, porque la agricultura y la producción de alimentos son  uno de los elementos principales de consumo  de combustibles fósiles”, concluyó.


Leave a Reply

Your email address will not be published.