La oposición venezolana postergó para el viernes la marcha que tenía prevista este jueves en contra de la Asamblea Constituyente, debido a que el presidente Nicolás Maduroaplazó la instalación de ese órgano, rechazado por la comunidad internacional.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anunció en Twitter que “para defender la Constitución del fraude la movilización de hoy será mañana 4 de agosto“.

Asimismo, el dirigente Juan Carlos Caldera confirmó que la decisión fue tomada por el aplazamiento para el viernes de la toma de funciones de la Constituyente.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, había aplazado para el viernes la instalación de su Asamblea Constituyente, que tiene un gran rechazo internacional y cuya elección es investigada por fraude.

“Se ha propuesto que la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente se haga, en vez de hacerla el jueves, se organice en paz, con tranquilidad y todo el protocolo necesario, el próximo viernes”, dijo Maduro en un acto con asambleístas elegidos el domingo pasado.

Maduro, que no juramentó a los asambleístas este miércoles como estaba previsto, rechazó por otro lado la denuncia de la empresa Smartmatic, que dio el soporte tecnológico de los comicios para la Constituyente, de que hubo “manipulación” de los resultados por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE), según quien votaron ocho millones de personas.

El escándalo estalló en medio del rechazo de la comunidad internacional a la Constituyente, un suprapoder que regirá al país por tiempo indefinido y reformará la Carta Magna de 1999, impulsada por el presidente Hugo Chávez, fallecido en 2013.

La fiscal general Luisa Ortega -chavista rebelada contra Maduro- anunció que abrió una investigación sobre esta denuncia, que consideró que es “un elemento más de todo el proceso fraudulento, ilegal e inconstitucional que representa” la Constituyente.