La ‘Operación salida’ del verano, casi como cualquier viernes en carretera

3650578
image-396831
AGENCIAS 
Las primeras horas del dispositivo especial puesto en marcha por la Dirección General de Tráfico (DGT) a las 15:00 horas de este viernes con motivo de las vacaciones de verano transcurrieron casi como cualquier viernes, con pequeñas retenciones en salidas de Madrid y Barcelona, y puntualmente en Albacete, Cádiz, Córdoba, Granada, Murcia, Segovia, Sevilla y Valencia.

Según los datos Tráfico sobre el estado de las carreteras, la ‘Operación salida’ comenzó con dificultades circulatorias en varios tramos de vías de Madrid, como la M-40 y las salidas de la capital por la A-1 en San Sebastián de los Reyes, la A-2 desde Madrid, la A-3 en Rivas-Vaciamadrid, la A-4 en Pinto, la A-5 en Móstoles, la A-6 en la capital y la A-42 en Getafe.

En Barcelona ocurría algo similar ocurría con las rondas (B-10 y B-20) y otros tramos de carretera como la C-17 en Lli a de Vall, la C-32 en Esplugues de Llobregat, la AP-7 en El Papiol y Santa Perpetua de Mogoda y la A-2 en San Joan Despí; en Sevilla con la SE-30, la A-4 hacia la capital andaluza, la A-49 en Camas y la A-376 hacia Utrera, y Valencia con la V-31 en Catarroja y la CV-30 en Paterna.

A las 19:00 horas, la situación mejoró en Madrid, que tenía pequeños atascos en la M-50 hacia la A-6, a la altura de Boadilla del Monte (tres kilómetros) y Las Rozas (dos); la A-1 hacia Burgos, en San Agustín del Guadalix (cuatro) y Venturada (cuatro), y la A-6 en Las Rozas hacia A Coruña (tres).

Las mayores complicaciones se trasladaron entonces a carreteras de Barcelona, con retenciones en la B-10 (tanto en el sentido norte hacia el Nudo de la Trinidad como en sentido sur hacia el Nudo del Llobregat), la B-20 hacia el norte y en San Boi de Llobregat hacia Castelldefels, la B-30 en Cerdanyola del Vallés hacia Girona, la C-32 en Cornellá de Llobregat y Esplugues de Llobregat, la A-2 en San Joan Despí y Sant Feliú de Llobregat, y la AP-7 en Mollet del Vallés, Santa Perpetua de Mogoda y Sant Cugat del Vallés.

En Valencia, había tráfico irregular en la A-3 en Riba-Roja de Turia, la V-30 en Quart de Poblet y Xirivella, y la CV-30 en Paterna, al igual que en Sevilla con la SE-30 y la AP-4 en Las Cabezas de San Juan, y en Segovia con la N-VI en El Espinar.

Alrededor de 84 millones de desplazamientos

La Dirección General de Tráfico espera alrededor de 84 millones de desplazamientos a lo largo de los meses de verano en las carreteras españolas, 41 millones para el mes de julio y 43 millones en agosto. Esto supone un 3,5% más que en el mismo periodo de 2015.

El cálculo del movimiento realizado para los próximos meses se ha hecho teniendo en cuenta el aumento del 6% en la movilidad registrado desde principios de año.

Además, este dato supone el regreso a cifras similares a las de 2006-2007, según ha indicado Seguí, tras el descenso, por debajo de los 80 millones, contabilizado en los últimos años.

Este plan de Tráfico cuenta con tres fases más, que comprenden entre el 29 de julio y 1 de agostodel 12 al 15 de julio (coincidiendo con el festivo en esta fecha) y del 26 al 28 de agosto.

Sin embargo, según ha explicado en rueda de prensa la directora general de Tráfico, María Seguí, a lo largo de los 9 fines de semana que ocupan los meses de julio y agosto habrá controles especiales de vigilancia, tanto de velocidad, como de consumo de alcohol y drogas o del estado de los vehículos.

Concretamente, Tráfico ha informado de que el fin de semana entre el 11 y el 17 de julio se incrementarán los controles relacionados con las condiciones de los vehículos, mientras que los relacionados con el consumo de alcohol y drogas tendrán lugar con el puente del 15 de julio y el de velocidad -que incluye vigilancia en tierra y aire- la semana del 22 de agosto.

Tramos peligrosos y nuevos radares

Además, con el inicio de este operativo especial de verano se pondrá en marcha la nueva señalización en los ‘marcados’ como 300 tramos de vía secundaria más peligrosos del país (excluyendo Cataluña y País Vasco). En estas vías, los usuarios se encontrarán con una señalización vertical de color naranja que advierte de la intensificación de vigilancia por radar, que se encontrará en algún punto de ese tramo.

Estos tramos, según ha apuntado Seguí, están repartidos por todo el territorio vigilado por la DGT y se han seleccionado “no porque la vía sea peligrosa en sí, por sus características”, sino por los excesos de velocidad registrados de los coches que por allí circulan. Se han revisado excesos de entre 15 y 30 kilómetros por hora en dichas carreteras.

Entre las nuevas medidas tomadas por la DGT en este periodo estival, se encuentran también 60 cinemómetros ligeros que funcionan con base en un trípode y que podrán usar los agentes de la Agrupación General de Tráfico que prestan servicio en motocicleta.

Además, permiten múltiples ubicaciones posibilitando la realización de controles en múltiples emplazamientos a lo largo del servicio e incrementar la vigilancia en aquellos tramos donde se observa elevada accidentalidad y excesos de velocidad.

Del mismo modo, se incrementa la vigilancia con los helicópteros Pegasus en las vías de alta capacidad, autopistas y autovías, que pondrán especial atención, además de los excesos de velocidad, en el uso del cinturón y de los teléfonos móviles.


Leave a Reply

Your email address will not be published.