La moniliasis, una plaga del cacao con graves efectos

formato400x230-cacao-11
image-271769
La presencia de esta plaga es más evidente en épocas de lluvia, donde las condiciones de temperatura y humedad son favorables para el crecimiento de este patógeno

INIAP/DICYT La monilia, Moniliophthora roreri en el rubro cacao, es uno de los problemas fitosanitarios que se presenta en todas las regiones del país. La presencia de esta plaga es más evidente en épocas de lluvia, donde las condiciones de temperatura y humedad son favorables para el crecimiento de este patógeno. Técnicamente, los niveles de daño se asocian con el tipo de material genético utilizado y sobre todo con el manejo del cultivo; el efecto de este hongo puede incidir entre el 30% hasta el 100%.

En la Amazonía, el Departamento Nacional de Protección Vegetal del Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP) ha realizado estudios desde el año 2011 en la variedad de cacao nacional, que es la más susceptible, así también se han experimentado varias prácticas de manejo, individuales, semi integradas e integradas, abonamiento, remoción de frutos enfermos, aplicación de fungicidas cúpricos y controladores biológicos, como el caso del Trichoderma.

Prácticas como una mayor integración del manejo, aplicación de fungicidas cúpricos, han permitido reducir la incidencia de Monilia significativamente, las mejores respuestas corresponden a solo el 10% de incidencia e incrementos de rendimientos.

A nivel de la región costa, en la provincia de Los Ríos los sistemas de manejo se basan en el mejoramiento genético del material que se utiliza, mismo que debe ser resistente. Tradicionalmente se recomendaba que en lo referente a control químico se realicen aplicaciones de productos como Clorotalonil y oxido cuproso en las épocas de lluvia, estos productos se han reemplazado por moléculas menos tóxicas tales como: hidróxido de cobre, azoxistrobina y fluotalonil. En lo que respecta a control cultural se recomienda la eliminación de frutos enfermos y la realización de podas, además en control biológico se sugiere la aplicación de trichodermas, también en época lluviosa.

En Manabí, la Monilia se presenta en épocas de lluvias, se reporta que hasta 60,7% de mazorcas son afectadas por este hongo de manera especial en plantaciones donde no se hace un manejo integrado del cultivo, además se reporta que los agricultores no acostumbran a realizar aplicaciones de fungicidas.

El INIAP cuenta con la información necesaria sobre los sistemas de manejo del cultivo, dispone de una guía de manejo que se encuentra a disposición de los productores con fin de optimizar el manejo.

Un control cultural oportuno, la aplicación correcta de productos químicos, además de la práctica de las técnicas a través de los programas de capacitación desarrollados por el INIAP, dirigido a técnicos extensionistas, permitirá lograr un mejor control de este hongo en las plantaciones cacaoteras, lo que beneficiará a los agricultores y organizaciones de productores.


Leave a Reply

Your email address will not be published.