La Junta de Gobierno liquida el contrato de la Grúa y exige 1,9 millones a la UTE

Valencia Noticias | Redacción.- La Junta de Gobierno ha aprobado esta mañana la liquidación del contrato de la Grúa, servicio de retirada de vehículos en la vía pública, adjudicado a la UTE Servicleop-Cleop, y ha anunciado que exigirá a esta Unión Temporal de Empresas la devolución de la deuda contraída con el municipio, que asciende a más de 1,9 millones de euros. De no satisfacerse el pago, el Ayuntamiento ejecutará “las acciones legales oportunas”.

Como es conocido, la adjudicación del servicio de la grúa a la UTE Servicleop-Cleop concluyó el pasado 31 de diciembre de 2012, pero se prorrogó hasta el 30 de junio de 2014, es decir, por un plazo de un año y medio más. La decisión, adoptada por el anterior Equipo de Gobierno, preveía que la unión de empresas depositara una fianza inicial que quedó fijada en 1.920.000 euros.

Joan Calabuig comenta ante los medios las medidas adoptadas por la Junta de Gobierno sobre varias contratas.

Joan Calabuig comenta las medidas adoptadas por la Junta de Gobierno sobre varias contratas.

No obstante, según se ha comprobado desde el Servicio de Movilidad, durante estos años de servicio la concesionaria ha contraído una deuda con el municipio que supera los 5 millones de euros, y que data, al menos, desde 2013, precisamente desde el momento que concluyó el contrato de adjudicación y se aplicó la prórroga.

La deuda de más de 5 millones corresponde a dos conceptos: en primer lugar unos 4.292.000 euros que Servicleop-Cleop debería haber pagado al Ayuntamiento por la parte del importe que cada ciudadano paga al retirar su vehículo del depósito de la grúa. Parte de esa cantidad va a la empresa y parte al municipio, pero la UTE no entregó el montante correspondiente al Ayuntamiento.

En segundo lugar, la unión de empresas dejó de satisfacer las cuotas a la Seguridad Social de sus trabajadores, lo cual supone una cantidad de casi un millón de euros, exactamente 991.442 €, que ahora son reclamados subsidiariamente al Ayuntamiento.

Así las cosas, al marzo de 2014 el Consistorio decidió dejar de pagar a Servicleop-Cleop por la prestación de servicio, lo cual supone una deuda con la firma de 1.446.100 euros.

A pesar de todo, el balance de deudas resulta negativo para las arcas municipales, es decir, para todos los valencianos, ya que la UTE debe al municipio un total de unos 5.283.000 (es decir, los 4.292.000 € de las retiradas de vehículos y los 991.442 € de la Seguridad Social). Si a eso se le descuenta la fianza depositada (1.920.000 €) y el pago por la prestación del servicio, que se paralizó en 2014 (1.446.160 €), el resultado es que la UTE Servicleop-Cleop aún diez a todos los valencianos una montante de cerca de 2 millones de euros (1.930.000 € redondos).

Y a eso se suma que una de las dos firmas que integran la UTE, Servicleop, está afectada por un proceso de concurso de acreedores. El regidor de Movilidad, Giuseppe Grezzi, ha asegurado de que a partir de ahora “el Ayuntamiento realizará una vigilancia cuidadosa para que se cumplan escrupulosamente los requisitos y las previsiones de las contratos públicas”.

Hay que tener en cuenta que la fianza debía ser repuesta a la unión de empresas un año después de cumplirse la finalización del contrato, es decir, el próximo martes 30 de junio. Por ello, Grezzi ha lamentado la “falta de diligencia del anterior Equipo de Gobierno” en relación a esta cuestión, y ha subrayado que “de no haberse actuado rápidamente, la ciudadanía y el erario público habrían tenido unas pérdidas por esta cuestión de casi 2 millones de euros. De hecho, es escandaloso que a pesar de tener constancia de la situación de deuda pendiente de Servicleop-Cleop con el Ayuntamiento, el anterior Equipo de Gobierno decidió prorrogar el contrato con las empresas”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.