Madonna es una de los cientos de artistas que han hecho público su apoyo a Hillary Clinton en la campaña presidencial estadounidense.

Pero la “reina del pop” fue más allá. Este martes, estuvo en el Madison Square Garden de Nueva York realizando un breve monólogo de presentación de su amiga y comediante Amy Schumer. Antes de retirarse del escenario, quiso convocar a los espectadores a votar por la candidata demócrata y lo hizo de una manera muy particular:

“Bueno, me voy a ir marchando ya porque alguien mucho más divertido que yo está a punto de pisar este escenario”, dijo. “Damas y caballeros, déjenme sin embargo que diga algo más antes de presentar a esta genia de la comedia. Si votan por Hillary Clinton, les daré una mamada“, anunció ante las risas incrédulas de la concurrencia que abarrotó el tradicional estadio neoyorquino. Y siguió: “Les prometo que soy muy buena. No soy ningun juguete sexual. Me tomo mi tiempo. Soy de las que miran a los ojos mientras lo hace y de las que se lo traga”.

Algunos de los presentes tuitearon el video de la increíble oferta sexual de la cantante de 58 años.