La Guardia Civil detiene a siete personas asentadas en España tras huir de la justicia de sus respectivos países

2016-07-07siete huidos foto_01
image-399712
 
La Guardia Civil ha detenido a 7 personas reclamadas con órdenes europeas e internacionales por distintos países. La estrecha colaboración e intercambio de información con los organismos de cooperación internacional y policías de otros estados aumenta la efectividad en la captura de delincuentes que buscan huir de la justicia en sus países de origen.

Los detenidos, acusados por delitos de tráfico de drogas, blanqueo de capitales, estafas, fraudes, etc., estaban reclamados por la justicia de Marruecos, Bélgica, Rusia, Holanda y Perú.

Todos los detenidos fueron puestos a disposición de la Audiencia Nacional, iniciándose los trámites para su extradición y entrega a los países reclamantes.

 Operación KONRADUS

En esta operación y durante varios meses, los agentes siguieron la pista  desde la provincia de Málaga hasta la de Alicante de J.M.K.L, traficante y blanqueador de capitales holandés que fue localizado y detenido en la localidad de Beniarbeig (Alicante).  Sobre el detenido pesaban dos órdenes europeas de detención y entrega emitidas por Bélgica y Holanda, por varios delitos, entre ellos uno de tráfico de drogas por el envío de un cargamento de 160 kilos de cocaína ocultos en un contenedor de baldosas proveniente de Brasil y aprehendido en el puerto de Amberes (Bélgica) en octubre de 2013.

El detenido llevaba residiendo varios años en España, haciendo uso de documentaciones falsas y dedicándose a la comisión de estafas y blanqueo de capitales. Para pasar desapercibido en nuestro país cambiaba con frecuencia de domicilio y no tenía ninguna propiedad a su nombre.

Operación KARKAB y operación YASSINE

En las operaciones KARKAB y YASSINE se ha detenido a dos ciudadanos marroquíes reclamados por su país de origen por tráfico de drogas.

M.K., fue detenido en la localidad de Nerja (Málaga), en virtud de una orden internacional de detención emitida por Marruecos, por el delito de tráfico de drogas, mientras que Y. K., fue detenido por idéntico motivo y país reclamante, en la localidad de Parla (Madrid).

Ambos estaban acusados de organizar importantes envíos de cannabis desde el puerto de Tánger (Marruecos) hacia España y otros países europeos.

El primero organizó en el año 2014 un cargamento de 100 kilos de cannabis con destino a España que ocultó en un vehículo que debía viajar en ferry desde el puerto de Tánger al de Tarifa, siendo interceptado antes de su envío.

El segundo hizo lo propio en el año 2013, preparó un cargamento de 430 kilos de cannabis con destino a Italia oculto en un vehículo con placas falsificadas, que fue descubierto en el mismo puerto de Tánger.

Operación RONNY 

Desde el mes de octubre de 2015 la Policía Federal de Bélgica buscaba a R.L., ciudadano de dicho país y destacado miembro de una organización dedicada a la introducción de grandes cantidades de cocaína oculta en contenedores a través del puerto de Amberes (Bélgica), que contaba con la colaboración de varios trabajadores de compañías navieras que operaban en el puerto y facilitaban información y logística para extraer los cargamentos con la droga sin ser descubiertos por los cuerpos policiales.

En la investigación desarrollada desde principios del año 2015 por la Policía Federal belga sobre esta organización se intervinieron dos cargamentos con un total de 520 kilos de cocaína, tras lo que se detuvo a sus principales miembros, consiguiendo R.L. huir a España.

La Policía belga siguió su pista hasta nuestro país, solicitando  a la Guardia Civil su captura y una investigación sobre la implantación de la organización en España. Se averiguó que tanto R.L. como otros miembros de la red habían invertido los beneficios del narcotráfico en la adquisición de  propiedades de lujo en la  provincia de Málaga.

En la operación se intervinieron varios inmuebles en Marbella, Estepona y Benalmádena, se bloquearon decenas de cuentas bancarias y se averiguó que durante los últimos meses el huido residía en la provincia de Málaga, intensificando la búsqueda del mismo.

Asfixiado económicamente y acosado en su búsqueda por la Guardia Civil, R.L. huyó nuevamente, refugiándose esta vez en Barcelona y usando una identidad falsa. No obstante, durante la investigación los agentes pudieron identificar a su entorno más cercano y sus personas de confianza, por lo que meses después pudo ser localizado y detenido en dicha ciudad.

 Operación TAIROVA y Operación KOVALENKO

En ambas operaciones se ha detenido a dos ciudadanos rusos reclamados por su país por distintos delitos económicos y financieros.

F.T. fue detenida en Valencia, en virtud de una orden internacional de detención emitida por Rusia, por un delito de estafa. Estaba acusada de falsificar entre los años 2007 y 2009, contratos de compraventa de acciones de una empresa rusa dedicada a la fabricación de elementos de seguridad en la construcción, cometiendo un fraude en perjuicio de la compañía y obteniendo un beneficio de más de tres millones de euros. Esta persona se había establecido con su familia en España, creando y gestionando varias empresas de hostelería.

Por otro lado, V.K. fue detenido en Alfaz del Pi (Alicante), reclamado por  las autoridades judiciales rusas para su detención y extradición, por un delito de fraude a gran escala en un caso de corrupción empresarial.

Este individuo, actuando como director de la compañía “Biznes Grupp”, dedicada a la venta de equipamiento eléctrico, habría inflado el precio real de una gran cantidad de equipos de este tipo antes de su venta en un contrato a gran escala a la compañía “MOESK”, suministradora de la red eléctrica de Moscú.  Varios directivos de esta última empresa también participaban en el fraude, adjudicando el contrato de compra de equipos a la compañía  “Biznes Grupp”, en una licitación amañada que sólo buscaba el beneficio económico particular de los responsables de ambas sociedades, cometiéndose una estafa y perjuicio económico a la eléctrica “MOESK” por valor de 42 millones de dólares.

Operación ANDINA

J.F.F. fue detenida en la provincia de Madrid, en virtud de una orden internacional de detención emitida por Perú por delito de tráfico de drogas.

Estaba acusada de volar desde el aeropuerto de Lima hacia España, llevando ocultas entre sus pertenencias varios kilos de cocaína.

Toda las operaciones han sido desarrolladas por el Equipo de Huidos de la Justicia de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil  y por las Comandancias del mismo Cuerpo de  Madrid, Alicante, Málaga  y Valencia;   contando igualmente con la colaboración de la Oficina Central Nacional de Interpol y SIRENE.


Leave a Reply

Your email address will not be published.