La Guardia Civil desarticula un entramado criminal dedicado al tráfico de sustancias estupefacientes y falsedad documental

2016-11-24_op_furtivos_burna_01
image-436424
La Guardia Civil, en el marco de la operación “FURTIVOS – BURNA”, ha desarticulado un entramado criminal dedicado a la distribución de sustancias estupefacientes, principalmente Speed y cocaína, en Navarra y provincias limítrofes. Asimismo, para transportar la droga utilizaban vehículos con documentación falsa con el fin de borrar el rastro de la titularidad del mismo y evadir los impuestos.

Se ha detenido a los 26 integrantes de la organización a los que se les imputa los delitos contra la salud pública, pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales, falsificación de documento público y contra la propiedad industrial.

Asimismo, se han realizado 8 registros domiciliarios, siendo 4 de ellos en Pamplona, 1 en Orcoien (Navarra), 1 Tolosa (Guipúzcoa), 1 Torreforta (Tarragona) y 1 en Madrid; en los que se ha intervenido más de 18 kilos de Speed, 1 kilo de cocaína, 1,5 kilos de heroína, así como diversas cantidades de marihuana, sustancias de corte y adulteración, diversas armas y munición, 8 vehículos de alta gama, 21 teléfonos móviles, 650 cajetillas de tabaco con precintos fiscales falsificados y 14.176 euros en efectivo.

 

Además, los agentes han descubierto un trastero en la localidad de Pamplona que estaba acondicionado como laboratorio clandestino y que lo empleaban para el corte, adulteración y preparación para la distribución de las diferentes sustancias estupefacientes.

 

La operación se inició cuando agentes de la Guardia Civil, y dentro del plan establecido contra el tráfico y consumo de sustancias estupefacientes que se lleva a cabo en la Comunidad Foral de Navarra, tuvieron conocimiento de la posible existencia de un importante grupo organizado que estaría distribuyendo y vendiendo sustancias estupefacientes a gran escala en esta Comunidad,  principalmente Speed procedente de Holanda y cocaína procedente de Sudamérica.

 

Tras las primeras investigaciones, los agentes pudieron comprobar la existencia de un entramado criminal, organizado de tal manera que importaban la droga de diferentes países para posteriormente adulterarla y distribuirla en Navarra y provincias limítrofes.

 

Por tal motivo, se estableció un dispositivo de seguimiento y control sobre estas personas dando como resultado la detención de los 26 integrantes de la organización.

 

Laboratorio clandestino de adulteración en un trastero de Pamplona

 

Esta organización adquiría importantes cantidades de Speed directamente a organizaciones asentadas en Holanda. Del mismo modo, introducían cocaína en España principalmente mediante “muleros” a través de diversos aeropuertos.

 

Tras introducir la droga en España la transportaban a la Comunidad Foral en vehículos equipados con dobles fondos empleando diversos sistemas de seguridad para evitar ser detectados por las Fuerzas de Seguridad. Entre ellos y el más utilizado era el uso de vehículos “lanzadera”, dónde el vehículo que circulaba detrás viajaba con la droga, mientras que el primero avisaba de la presencia de controles policiales con el fin de eludirlos, consiguiendo teóricamente que la droga llegara a su destino.

 

Vehículos “lanzadera” con documentación falsificada

 

El cabecilla de la organización, que en ocasiones realizaba la actividad profesional de asesor, adquiría vehículos para posteriormente venderlos. Entre tanto, estos vehículos eran utilizados como vehículos “lanzadera” en los transportes de la droga.

 

Adquiría los vehículos realizando el cambio de titularidad a nombre de terceras personas, las cuales no tenían conocimiento de ello, utilizando para estos propósitos documentos falsificados, destacando compulsas y volantes de empadronamiento de diversos ayuntamientos navarros. Se han esclarecido más de 240 de estos hechos delictivos.

 

La finalidad de estas falsificaciones era la de borrar el rastro de la titularidad del vehículo a fin de ser utilizado para hechos delictivos como los anteriormente descritos y evadir determinada cuantía de impuestos indirectos.

 

La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Navarra y del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT), que han contado con la colaboración de agentes pertenecientes a unidades de Seguridad Ciudadana, Servicio Cinológico, GAR, y GRS entre otras.

 

Los detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción  nº 5 de los de Tudela (Navarra) y el Juzgado de Instrucción nº 5 de Pamplona (Navarra).


Leave a Reply

Your email address will not be published.