La gestora de las empresas de la trama Gürtel afirma que “Luis el Cabrón” era Bárcenas

14358367146793
image-433003
AGENCIAS Isabel Jordán, gestora de varias empresas de la trama Gürtel, ha afirmado este lunes que cuando el cabecilla de la red, Francisco Correa, hablaba de “Luis el Cabrón” se refería al extesorero del PP Luis Bárcenas, y no al empresario Luis Delso.

En su declaración como acusada ante el tribunal del macrojuicio de Gürtel, Jordán, que se enfrenta a 39 años de cárcel, ha negado que con ese apelativo Correa se refiriese a Delso, expresidente de la empresa Isolux, tal y como afirmaron ante la sala Correa, su número dos, Pablo Crespo, y Álvaro Pérez “El Bigotes”.

“Aquí se ha dicho que es el señor Delso, pero ese día que lo dijo era por Bárcenas”, ha dicho sobre una reunión a la que ella asistió y en la que Correa se refirió a “Luis el Cabrón”, motivo por el que ella prestó atención.

En esa conversación, Correa hablaba, ha dicho, de temas del PP, quejándose de que el partido ya no daba tanto trabajo a las empresas de Gürtel, sino a compañías “de la competencia”.

Tanto Correa como Crespo y “El Bigotes” afirmaron ante el tribunal que “Luis el Cabrón”, apelativo que aparece en algunos documentos de la trama, era Delso y a raíz de ello la fiscal pidió su declaración como testigo en el juicio.

Aceptada la testifical de Delso
Finalmente, el tribunal ha aceptado la declaración como testigo de Luis Delso la persona que, según la versión de Correa y de Alvaro Pérez ‘El Bigotes’, recibió un pago de 72.000 euros reseñado en la contabilidad B de el cabecilla.

‘El Bigotes’ declaró en la última sesión del juicio que Delso le prestó ese dinero por le vió “agobiado”. Tras descubrirlo, Correa se “cabreó” y le exigió que liquidara esa cantidad con Delso “inmediatamente”. Ambos confirmaron ante el tribunal que la anotación de entrega de 72.000 euros vinculada con el nombre ‘Luis, El Cabrón’ no respondía a una entrega económica a Bárcenas.

La decisión del tribunal ha provocado la protesta de la defensa de Alvaro Pérez que se ha opuesto a que preste declaración durante esta vista oral en la que se enjuician las actividades de la primera época de la trama.

Sin embargo, el tribunal ha rechazado la prueba solicitada por la abogada de Izquierdo, Margarita Crespo, de realizarle un nuevo examen médico, ya que, ha afirmado, ya hay “suficiente documentación”, incluso alguna “muy reciente”, que explica su estado de salud.

Los regalos de la Gürtel
Por otra parte, Jordán también se ha referido a los regalos que la trama Gürtel daba a sus clientes “privados y públicos”, que podían consistir “desde trajes de Milano, albornoces o una invitación a un spa”.

Diseñaron, ha explicado, una base de datos con una lista de entre 200 y 300 personas a las que se le hacía un regalo de empresa, fundamentalmente en Navidad, aunque ha dicho no acordarse de si en esa lista estaban políticos del PP como el exconsejero madrileño Alberto López Viejo y el exviceconsejero Clemente Aguado.

“Cuando estás regalando no piensas si es un funcionario público, es una persona con la que has tenido trato”, ha asegurado, y ha añadido que no sabían que “no se podía regalar” a estas personas.

“En Navidad se regala y es una especie de atención que tienes, y es esto, el regalo de ese listado es un detalle, no porque se pudiera conseguir algo de un funcionario”, ha agregado.

Jordán se ha referido al exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega y ha dicho que se comentaban “muchas cosas de él” cuando dejó su cargo en el Consistorio. “Sé que se hablaba de algún regalo, de algún viaje, pero se comentaba, no le puedo decir si es verdad o no es verdad”.

Conoció a Correa por Sepúlveda
La administradora de algunas de las empresas de Francisco Correa ha confirmado que fue exalcalde de Pozuelo de Alarcón (Madrid) y exmarido de la exministra de Sanidad Ana Mato, Jesús Sepúlveda, quien le presentó al ‘cabecilla’ de la red, Francisco Correa, en el año 2002.

A preguntas de la fiscal Concepción Nicolás, Jordán ha explicado que un año después de tener a su hija, en 2002, conoció a Correa y comenzó a trabajar para él en Special Events. Ha confirmado que fue el exmarido de Mato, durante su etapa como secretario de Acción Electoral, quien le presentó al líder de la trama.

Asimismo, ha constatado que tras un “par” de entrevistas con Correa, fue el gestor de la empresas, Rafael de León, quien la contrató para sustituir a Alvaro Pérez ‘El Bigotes’ en la organización de eventos como mítines nacionales del PP.

Según ha dicho Jordán, en Special Events solo estuvo durante un “mes y medio” porque ‘El Bigotes’ finalmente no dejó la empresa; aunque después volvió a trabajar para Correa cuando fue contratada en TCM para desarrollar un producto, bajo las órdenes de otras personas. Se trataba de la Oficina de Atención al Ciudadano que la Gürtel montó en Pozuelo.

Crespo era “su jefe”
Con respecto al considerado ‘número dos’ de la Gürtel, Pablo Crespo, ha afirmado que era su “jefe” y cualquier duda “pequeña o grande” que tuviese se lo consultaba a él porque era “el director de la compañía”.

Preguntada por su relación con el presunto contable de la trama, José Luis Izquierdo, Jordán ha aseverado que casi no habló con él durante su etapa en estas empresas y le ha exculpado de ser el responsable de la toma de decisiones.

Es más, ha asegurado que no ha tenido conocimiento de los apuntes de la supuesta ‘contabilidad B’ que aparecen en el pendrive que fue incautado en el despacho de Izquierdo hasta que se dio a conocer esta causa.

Además, Jordán se ha referido a ciertos pagos recogidos en el sumario que recibió durante su etapa en las empresas de Correa. Ha asegurado que percibía en ocasiones “adelantos con cargo a los bonus” si tenía alguna necesidad puntual.

Eso sucedió, por ejemplo, durante la compra de una nueva vivienda en Boadilla del Monte. “Imagino que lo autorizaba Correa que se lo comunicaba a Pablo Crespo y éste se lo decía a José Luis Izquierdo”, ha dicho.


Leave a Reply

Your email address will not be published.