La gestora busca “diálogo y entendimiento”

Este ha sido el sentido de la gran mayoría de las intervenciones que se han producido en la reunión a puerta cerrada, la primera encabezada por el presidente de la Comisión Gestora del PSOE: de los 26 diputados que pidieron hablar, sólo tres no han compartido la opinión de este órgano.

Aunque solo cuatro o cinco de ellos han aludido explícitamente a la abstención, en muchos de los diputados socialistas se ha intuido que es la posibilidad que prefieren ahora mismo, entre ellos el expresidente de Castilla-La Mancha José María Barreda, el expresidente asturiano Antonio Trevín y el diputado por Valencia Ciprià Císcar.

Pero, en general, la gran mayoría de las intervenciones -también la de los diputados andaluces que han hablado- han defendido la necesidad de reflexionar y han apuntado que el peor escenario sería una nueva convocatoria electoral. “Se puede decir con muchas perífrasis, pero han defendido la abstención”, ha señalado a Europa Press un diputado afín Pedro Sánchez.

Durante la reunión, calificada por los asistentes como “tranquila”, también ha habido muchas apelaciones a la necesidad de que los socialistas mantengan unidad de voto. Y, aunque la decisión la tendrá que tomar el Comité Federal convocado al efecto, se ha apuntado ya a que habrá que hacer “mucha pedagogía” si finalmente se vira desde el ‘no’ a la abstención.

Silencio de los afines a Sánchez

Por su parte, los antiguos miembros de la Ejecutiva socialista leales a Pedro Sánchez han preferido no intervenir en la reunión del Grupo Socialista, ya que consideran que no es el órgano indicado para expresar su opinión sobre el voto en una eventual investidura, algo que a su juicio corresponde al Comité Federal. Ni Pedro Sánchez ni su número dos, César Luena, han estado presentes en el encuentro.

Según las fuentes consultadas, el único socialista de la extinta Ejecutiva que ha hablado en la reunión ha sido el expresidente del Congreso y exlehendakari Patxi López, quien ha hecho un llamamiento a sus compañeros para tender puentes.

Sólo tres diputados del PSOE han hablado en este encuentro para mantener su postura del ‘no’ a un gobierno de Mariano Rajoy: los madrileños Margarita Robles y Rafael Simancas y el guipuzcoano Odón Elorza, quien sugirió que si el Comité Federal opta por una abstención en una hipotética investidura de Mariano Rajoy se ratifique esta decisión en una consulta a la militancia.

Discrepancias en torno a la consulta a las bases

Un planteamiento que han replicado otros compañeros andaluces, según fuentes socialistas citadas por Efe y Europa Press, incidiendo en que el modelo por el que se rige el partido es el de “democracia representativa”.

Al salir, la diputada asturiana Adriana Lastra -exsecretaria de Política Municipal del PSOE- ha manifestado ante los medios que ella también sigue defendiendo el ‘no’ a Rajoy y ha subrayado que cualquier decisión sobre la postura del partido ante una investidura la tiene que tomar la militancia.

Con todo, como otros partidarios del no a Rajoy o de consultar a las bases no han creído oportuno debatir estos extremos en el Congreso de los Diputados, Lastra ha subrayado que esa proporción que defiende de forma tácita o expresa la abstención no tiene por qué ser tan mayoritaria como parece.

Para todos los públicosJavier Fernández preside la reunión del grupo socialista, a la que no acude Pedro Sánchezreproducir video01.36 min

Javier Fernández preside la reunión del grupo socialista, a la que no acude Pedro Sánchez

Para la gestora del PSOE, lo más importante de la reunión ha sido la “actitud unánime” de asumir que en este momento para todos “lo más importante es el diálogo y el entendimiento”. “El clima de hoy ha sido bueno; comparado con el sábado parece otro partido”, ha apuntado uno de los críticos y con él han coincidido varios de los presentes.

Al menos, en opinión del diputado Eduardo Madina, uno de los diputados críticos con Sánchez y rival en las primarias a secretario general del PSOE, la reunión del grupo parlamentario socialista ha servido para que partidarios de Sánchez y críticos empiecen a valorar el impacto que tendría cada una de las opciones que maneja hoy el partido: abstención o terceras elecciones.

Durante la reunión, Javier Fernández ha llamado a los diputados a la “tranquilidad” y a la “responsabilidad” ante el momento que vive el partido y se ha mostrado “abierto a escuchar y a debatir”, señalando que su objetivo es el “apaciguamiento” del partido, han informado fuentes del grupo.


Leave a Reply

Your email address will not be published.