La Generalitat lanza Musix, una marca para promocionar los festivales que se celebran en la Comunitat dentro de la oferta turística

El Péndulo | Redacción.- El president de la Generalitat, Ximo Puig, presentó ayer las marcas Musix y #mediterranewmusix, una idea impulsada por la Agència Valenciana del Turisme que nace con el objetivo de proyectar la imagen de la Comunitat Valenciana como lugar de acogida del mayor festival de festivales en el mundo y promocionarlo en el extranjero.

Con Musix se ha apostado por integrar a los seis encuentros más multitudinarios y con más recorrido de entre todos los que se celebran entre junio y agosto, que son: Arenal Sound, Concerts de Vivers, Festival de Les Arts, Festival Internacional de Benicàssim (FIB), Low Festival y Rototom Sunsplash. Esta suma cerrada, que se resume en cerca de medio millar de artistas y bandas participantes y más de 50 días de música prácticamente sin interrupciones, no implica que no se aspire a acoger en su seno otros eventos emergentes que también van pidiendo paso con fuerza.

La Comunitat se consolida como destino musical imbatible con cuatro festivales entre los diez que más visitantes reciben de toda España.
image-400025

La Comunitat se consolida como destino musical imbatible con cuatro festivales entre los diez que más visitantes reciben de toda España.

En el acto de presentación, El president, Ximo Puig, ha asegurado que confía en la proyección de estos festivales para convertir a la Comunitat en “tierra de festivales” y aprovechar los fuertes vínculos de estos eventos con el sector turístico para fortalecer el turismo internacional.

“Este es un proyecto con una dimensión y con una proyección a largo plazo enorme, pero hemos empezado con los pies bien firmes para que, desde las magníficas propuestas de festivales que tenemos, intentemos construir otras nuevas”, aseguró el President.

Se espera que esta marca ayude a potenciar y consolidar el turismo internacional en la Comunitat, pues como explicó Puig, “para los valencianos es esencial la música, pero también el turismo, que representa el 14% del empleo”.

Por su parte, el secretario autonómico de la Agència Valenciana del Turisme, Francesc Colomer, explicó que la nueva Ley de Turismo, Ocio y Hospitalidad, “acogerá y protegerá la figura del ‘Festival’ como ya se protegen otras fiestas de interés nacional e internacional”.

Colomer ha coincidido con Puig en resaltar la “calidad”, el “compromiso” y el “largo recorrido” de esta propuesta, cuyo objetivo es “dinamizar la economía, generar empleo y fortalecer nuestros atributos culturales y turísticos”.

Las cifras

La Comunitat Valenciana lleva años consolidándose como destino musical imbatible con cuatro festivales entre los diez que más visitantes reciben de toda España, según un informe anual de la Asociación de Promotores Musicales. En 2014, el Arenal Sound encabezaba el ‘top 10’ con 250.000 espectadores, empatado con el Rototom Sunsplash y seguido de cerca por el FIB, en sexto lugar, con 120.000 espectadores, y el Low Festival, en octava posición, con 75.000. Además, la Comunitat Valenciana es, desde 2014, la tercera comunidad autónoma en recaudación por entradas en eventos de música popular en vivo de toda España, según datos presentados en el anuario SGAE de 2015.

En cuanto a estos espectadores, los datos dejan claro que cada vez hay más público extranjero. El 39 % de encuestados para un estudio elaborado por el European Festival Market Census, que obtuvo los datos a través de la encuesta más grande jamás realizada a nivel europeo, con más de 35.000 participantes en 35 países diferentes, reconoció que había asistido a un festival en otro país diferente al suyo.

El fenómeno de los festivales de música es atractivo para el turista que viene a nuestro territorio por el buen clima y nuestra excelente gastronomía y, a la inversa, quien se acerca a conciertos de grandes grupos y artistas nacionales e internacionales aprovecha para visitar y conocer la cultura, paisaje, pueblos y ciudades de nuestra región. Según recogió en un informe una de las principales empresas de venta de billetes de España, para un 40,1 % de los asistentes a festivales en 2015, acudir a un festival implicó planificar un viaje completo (viaje y alojamiento), con lo que el impacto económico y social en nuestra Comunitat se ve multiplicado.

Entre los países extranjeros, es Reino Unido donde más entradas se venden (seguido por Alemania y Francia) y, en concreto, del total de asistentes que tuvo el FIB en 2015, la mitad fueron británicos y el 45% españoles. El 5% restante fue público llegado de otras partes, según datos ofrecidos por la organización del festival.

Es por esto que desde la Agència Valenciana del Turisme se hará un especial esfuerzo para promocionar la marca Musix en las cerca de 50 ferias a las que acude anualmente -28 de ellas internacionales-, donde destacará que en la Comunitat Valenciana sucede algo único en Europa, como lo es reunir a cerca de un millón de personas en verano en una misma región en torno a la música.

Festivales ‘premium’ con arraigo

Si la Comunitat Valenciana se ha convertido en una tierra de festivales ha sido gracias a seis festivales con arraigo que integrarán la marca desde el primer día. A continuación trazamos el recorrido cronológico que nos ha llevado hasta aquí y que abrirá la puerta a incluir nuevas citas:

Festival de Les Arts. Celebrado durante el segundo fin de semana de junio, aún con el verano en ciernes, es la cita más multitudinaria de todas las que se celebran en la ciudad de Valencia. Aprovecha desde hace dos años el excepcional entorno que presta la Ciutat de les Arts y Les Ciències, ofertando un cartel en el que destacan las bandas indies españolas de última generación y una nómina de músicos foráneos -mayoritariamente británicos- de cierto recorrido ya en el circuito, congregando a más de 10.000 espectadores diarios. Cuentan también con un escenario que programa a bandas emergentes de la Comunitat Valenciana.

Concerts de Vivers. Los tradicionales conciertos que se celebran en los Jardines de Viveros de Valencia, con motivo de su Feria de Julio, arrancan cada año a principios de mes y se prolongan hasta finales de julio. Por su escenario han pasado, en los últimos 20 años, figuras de la talla de Van Morrison, Lou Reed, Iggy Pop, Caetano Veloso, Bob Dylan o The Pretenders. Este año presentan a Melody Gardot, Steve Vai o Gloria Gaynor entre sus principales reclamos. E incorporan la representación valenciana más nutrida de los últimos años, con Aspencat, Senior i el Cor Brutal, Tórtel, Cuello u Òscar Briz formando parte de su cartel.

Festival Internacional de Benicàssim. El gran clásico. La cita más veterana de la Comunitat. Celebrada desde 1995, se reubicó hace unos años a mediados de julio, y ha servido como referencia para muchas de las que han ido brotando en años sucesivos. Por su escenario han pasado leyendas como Brian Wilson, Radiohead, Kraftwerk, Morrissey, Leonard Cohen, Pixies o Depeche Mode, entre muchos otros. Su impacto económico está en torno a los 20 millones de euros, aunque ha fluctuado en los últimos tiempos, al ritmo del vaivén de sus cifras de asistencia. Se espera que unas 35.000 personas diarias se congreguen este año para ver y escuchar a Muse, The Chemical Brothers, Massive Attack o Kendrick Lamar. Es el festival con más presencia británica.

Low Festival. Se celebra la última semana de julio, desde 2008, en Benidorm. Destaca por su atildada política medioambiental y por un cartel que combina bandas con evidente tirón entre la parroquia indie estatal (Vestusta Morla, Lori Meyers, Los Planetas) con referentes indiscutibles del pop anglosajón (Suede, Massive Attack, Belle & Sebastian, Portishead). Hace unos años cambió su emplazamiento, de la plaza de toros a la Ciudad Deportiva Guillermo Amor, para poder dar cabida a los cerca de 30.000 asistentes diarios que lo disfrutan. Se beneficia también de la enorme oferta turística de la ciudad, que ejerce de polo de atracción para el público británico y francés. En recientes ediciones ha dado voz a la plataforma Sounds from Valencia, integrada por varias bandas de la Comunitat, y en la actualidad auspicia el Budweiser Emerge, ganado este año por los setabenses Testarosa.

Arenal Sound. Es el festival más multitudinario de todos los que integran la escena estatal. Más de 60.000 espectadores diarios se dan cita junto a la playa del Arenal de Burriana cada primer fin de semana de agosto. Se celebra desde 2010. Integra como ningún otro los dos alicientes más preciados por la clientela festivalera: la playa (hay un escenario que es anexo a la orilla del mar, y dispone de una piscina) y la música pop. Su impacto económico supera los 20 millones de euros. Este año programa a nombres tan fiables como Steve Aoki, Two Door Cinema Club o Crystal Fighters, ya convertidos en presencias habituales en su cartel. Un festival en continuo crecimiento.

Rototom Sunsplah. Se empezó a celebrar en 1994, al norte de Italia, pero desde 2010 se asienta en Benicàssim, aprovechando el recinto multiusos que se creó para albergar el FIB. Orientado a la cultura reggae pero sin desdeñar cualquier música que pulule en su órbita, es el festival con un público internacional más variado: italianos, franceses y británicos integran su amplio listado de visitantes extranjeros, que suponen prácticamente la mitad de quienes se acercan a Benicàssim a mediados de agosto, esperando disfrutar de una programación muy interdisciplinar. Este verano, serán Manu Chao o Damian Marley quienes justifiquen la mayor afluencia de público. Su duración abarca una semana completa, con cerca de 40.000 asistentes diarios.


Leave a Reply

Your email address will not be published.