La Generalitat finaliza la primera fase de las obras de la Residencia Lledó de Castellón en materia de seguridad contra incendios

– La Vicepresidenta y Consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas visita la residencia para conocer el estado de las obras de rehabilitación y adecuación

– Los trabajos se están desarrollando de manera escalonada “para reducir el impacto tanto a los residentes como al personal del centro”

– Oltra ha recordado que, en lo que va de año, “se han resuelto 12.000 expedientes de dependencia” y “se ha reforzado el personal” tanto de los servicios centrales de la Conselleria de Igualdad como de los servicios municipales de base

La Vicepresidenta y Consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha visitado la residencia Virgen de Lledó de Castellón para conocer el estado de las obras de rehabilitación que se están llevando a cabo para ajustarse a la normativa en materia de seguridad contra incendios y para la adecuación de algunas de las instalaciones.

Tras la visita, Oltra se ha mostrado muy satisfecha con el desarrollo y el avance de las obras y ha señalado que ya ha finalizado la primera fase de las mismas, con la creación de dos sectores de incendio en cada planta con un vestíbulo de independencia intermedio, “de manera que se cumplen todas las normas legales preceptivas”.

La vicepresidenta ha explicado la importancia de acometer estas obras en primer lugar debido a que, en caso de incendio, “se pueda realizar la evacuación de la planta siniestrada en horizontal, pasando a los usuarios del sector peligroso al otro”. Al ser las dobles puertas del vestíbulo resistentes al fuego el tiempo determinado en la norma, es posible ir evacuando a los usuarios uno a uno y esperar la llegada de los bomberos.

La Conselleria de Igualdad y Polícitas Inclusivas decidió el pasado mes de mayo que la residencia Virgen de Lledó de Castellón, único centro público de la provincia para personas mayores dependientes, no cerraría sus puertas durante la ejecución de la rehabilitación para ajustarse a la normativa en materia de seguridad por incendios y para la adecuación de algunas instalaciones de la residencia.

La vicepresidenta ha explicado que los trabajos de rehabilitación se están desarrollando de manera escalonada “para reducir el impacto, tanto a los residentes como al personal del centro”. Con ello se garantiza la prestación del servicio y no hay necesidad de cerrar la residencia, de manera que las obras se están llevando a cabo sin trasladar a los residentes.

12.000 expedientes resueltos

Tras la visita, Oltra se ha referido también a la situación actual del sistema de atención a la dependencia y ha explicado que, desde enero y hasta ahora, se han resuelto 12.000 expedientes, “hemos reducido en 11.000 el número de personas que se encontraban en lista de espera cuando llegamos al Consell y trabajamos para seguir reduciendo esa lista de manera progresiva, de manera que en tres años podamos ponernos al día”.

Para ello, la vicepresidenta ha señalado que ha sido necesario reforzar el personal que se encarga tanto de las valoraciones como de la tramitación de expedientes y, en este sentido, ha explicado que las 40 personas del IVAS que realizaban estas labores en los servicios centrales de la conselleria mediante “una cesión ilegal de trabajadores”, han sido sustituidas por 52 funcionarios interinos procedentes de la bolsa de trabajo.

Además, se ha formado a los trabajadores de los servicios municipales de base para que las valoraciones se realicen desde los propios municipios, “lo que permite multiplicar las valoraciones que se pueden llevar a cabo”. Ya han comenzado a realizarse en la provincia de Alicante, donde se ha formado a 105 personas que podrán valorar. De esta manera, se pasa de 5 valoradores que tenía la provincia a 105.

En 2017 comenzarán a valorar también los profesionales de los servicios de atención a la dependencia de los ayuntamientos de las provincias de Castellón y de Valencia, 57 y 128, respectivamente, de forma que a principios de 2017 se contará con una plantilla de 290 profesionales en los servicios sociales municipales, frente a los 16 valoradores que existían en toda la Comunitat con el anterior ejecutivo, lo que permitirá incrementar “de manera sustancial” las valoraciones y dar el “impulso necesario para agilizar todo el proceso”.

Ahorro de costes

La primera fase de las obras de la residencia Virgen de Lledó incluye también las de un baño geriátrico en las plantas primera y segunda, y, posteriormente, se realizarán también en las plantas tercera y cuarta, dotando a la residencia de 4 baños de estas características. Aunque la normativa establece que haya un baño geriátrico cada 100 residentes, se ha decidido que haya uno por planta para mejorar la atención de las personas que viven en el centro, ya que la mayoría de ellos son grandes dependientes. Respecto al personal del centro, la vicepresidenta ha señalado que se han reforzado los turnos de noche, ampliando el personal de 1 a 4 personas durante esas horas.

En la siguiente fase se llevará a cabo la remodelación de la cocina, los vestuarios, la zona de acceso y las zonas polivalentes, así como los baños adaptados de las habitaciones para adecuarlo todo a la normativa vigente. “De esta manera, ‘Virgen de Lledó’ será un centro puntero, no sólo en la provincia de Castellón sino en toda la Comunitat Valenciana”, ha indicado la vicepresidenta.

El presupuesto final de la ejecución de las obras de la Residencia Virgen de Lledó va a permitir ahorrar costes, ya que van a ser inferiores a la cantidad presupuestada inicialmente para la reforma integral del centro, que era de 2.592.551 euros. Para ello se ha buscado una solución técnica transitoria, con un proyecto más rápido y menos impactante que el que se realizó en 2012.

Cabe destacar que la rebaja del presupuesto de ejecución permitirá a la Generalitat y al Ayuntamiento de Castellón impulsar un segundo centro público para mayores, que ampliará la oferta no solo en la ciudad, sino también en la provincia.

Desde que se decidió realizar las obras sin cerrar el centro, tal y como solicitaron los residentes, familiares y profesionales de la residencia, se han mantenido reuniones con familiares y representantes de los 37 residentes que actualmente viven en la residencia, para que pudieran elegir de forma voluntaria si continuar residiendo en el centro o trasladarse a otro centro concertado con carácter provisional durante el tiempo que durasen las obras. Todos los residentes han decidido permanecer en el centro, excepto uno, que se ha trasladado al domicilio familiar.

Asimismo, desde la conselleria se ha informado en todo momento al comité de empresa sobre las distintas fases del proyecto y la ejecución de cada una de ellas.


Leave a Reply

Your email address will not be published.