La Generalitat estudia modificar el régimen de uso de sus viviendas para facilitar el acceso a los inmuebles vacíos que dispone en toda la Comunitat

La Generalitat trabaja en una serie de medidas dirigidas a flexibilizar el acceso a las viviendas protegidas de promoción pública de EIGE, en toda la Comunitat. Para ello tiene previsto promover ajustes normativos para modificar el régimen de uso de sus viviendas para que, indistintamente, puedan estar a disposición tanto en régimen de venta, alquiler o alquiler con opción a compra, según las necesidades que presente cada caso concreto.

El objetivo de este cambio normativo que está desarrollando la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio es facilitar el acceso a la vivienda protegida a colectivos que no podían acceder a la compra, dadas las limitaciones económicas.

Actualmente existen en la Comunitat Valenciana un total de 1.042 viviendas de VPO de promoción pública en régimen de alquiler y más de la mitad están vacías, y hay 330 viviendas a la venta que no tienen comprador.

Por tanto, esta modificación del régimen de las viviendas permitirá adaptar la oferta a la demanda en cada momento y dinamizar el mercado, ya que así se evita que se queden inmuebles vacíos porque no se adaptan a las necesidades de quienes se interesen por ellos.

De esta manera, por ejemplo, las viviendas protegidas que dispone la Entidad de Infraestructuras de la Generalitat (EIGE) en venta pueden cambiar el régimen al de alquiler o arrendamiento con opción a compra, con rentas algo más reducidas, siempre y cuando esta opción se adapte mejor a los posibles inquilinos y cumplan los requisitos.

Desde la Conselleria se trabaja para cambiar las calificaciones de las viviendas para ampliar el abanico de posibilidades y se pretende hacerlo factible en el menor plazo de tiempo posible. Sin embargo, al tratarse de trámites administrativos hay que tener en cuenta la existencia de limitaciones de tipo legal que requieren unos plazos mínimos establecidos de obligatorio cumplimiento.

Otras de las medidas impulsadas por el nuevo Consell es modificar los módulos de la vivienda protegida, lo que supone una reducción de sus precios, para que estén adecuados a la realidad económica y a la actual situación del mercado inmobiliario.

Por ejemplo, EIGE va a reducir en un 38% el precio medio de venta de varias de sus viviendas protegidas que dispone en Orihuela, pasando de los 111.534 euros iniciales a un precio actual de tan sólo 69.000 euros.

Destacar que EIGE ha reducido el precio de venta de una parte significativa de las viviendas de su propiedad que dispone en varios municipios de la Comunitat, que se sitúa en su mayoría entre el 10% y el 15% del precio actual del inmueble.

Sin embargo, hay casos en los que la reducción del precio es mucho mayor, como el caso de Orihuela, o Vinaròs, donde la rebaja ha sido de un 24%.

Se trata de viviendas de VPO con una superficie máxima de 90 metros cuadrados, todas ellas con garaje y algunas incluyen trastero. Son pisos de dos y tres habitaciones y uno o dos cuartos de baño. En su mayoría se trata de inmuebles de nueva construcción, a excepción de los de Picaña y Castellón ciudad.


Leave a Reply

Your email address will not be published.