La Generalitat espera respuesta de Bruselas para ser propietaria de Ciudad de la Luz

 

 

ciudad-luz
image-378012
  El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha explicado este jueves que, tras las dos subastas desiertas del complejo cinematográfico Ciudad de la Luz, la sociedad ha quedado resuelta y ha aprobado pasar sus activos y pasivos a la Sociedad Proyectos Temáticos (SPTCV), de lo que se ha informado a Bruselas para que dé una respuesta final que permitiría, si es afirmativa, que la Generalitat recuperara la propiedad y pudiera convertirlo en “un gran proyecto del audiovisual” que “sirva a los intereses” de los valencianos.

El Consell apuesta por Ciudad de la Luz como sede “natural” de la nueva RTVV en Alicante
   Así lo ha indicado Puig en la sesión de control en las Corts ante la pregunta del portavoz de Podemos, Antonio Montiel, sobre las gestiones del Consell para determinar el futuro de Ciudad de la Luz tras el proceso de subasta impuesto por la Unión Europea.

Al respecto, el ‘president’ ha indicado que este complejo es “uno de esos grandes elefantes blancos que han producido estos 20 años” de gobiernos del PP y ahora el objetivo es convertirlo en “algo útil para los ciudadanos”. Ha explicado que la inversión superó los 343 millones de euros, de los que 234 aún se deben, mientras que se ha estado a punto de vender el complejo por menos de 19 millones de euros.

    El Consell, ha dicho Puig, ha intentado renegociar con Bruselas y tras la sentencia que obligaba a la subasta y quedar ésta desierta en dos ocasiones, el consejo de administración de Ciudad de la Luz aprobó el lunes la liquidación de la sociedad y la cesión de sus activos y pasivos a la SPTCV. “Entendemos que se ha cumplido lo que obligaba la sentencia”, ha dicho Puig, que ha indicado que si todo acaba como está previsto la Generalitat será propietaria del complejo y se evitará así perder “una inversión multimillonaria”.

Ha incidido en que esta infraestructura ha sido “un enorme desastre”, gestionada de una manera “absolutamente despilfarradora”, y al actual Consell le ha tocado “salvar los muebles in extremis y con muy poco margen de maniobra”. “El trayecto nos está llevando a unas buenas condiciones, no podemos aún cantar victoria pero hemos llegado al espacio de recuperar la propiedad y poder actuar”, ha valorado.

A partir de aquí, Puig ha asegurado que se trabajará para sacar el máximo provecho posible a esta instalación -ya mostró este martes su apuesta por que albergue la sede de la futura RTVV en Alicante– siempre “intentando buscar lo que sea mejor para construir ese nuevo proyecto a favor de la industria audiovisual”.

“BORRACHERA DE PODER”

Por su parte, Montiel ha criticado que la ejecución de este complejo es una actuación que “hubiera desaconsejado cualquier operador del sector medianamente informado”, así como cualquier criterio de racionalidad económica, y su foto actual es la de “medio millón de metros cuadrados urbanizados, casi 500 millones de coste para 63 producciones cinematográficas atraídas más a golpe de talonario y subvención, y 10 personas trabajando”.

A su juicio, se trató de una “fantasía” del expresidente Eduardo Zaplana “en medio de una borrachera de poder” cuando decidió trasladar a Alicante un proyecto que podía haberse ubicado en Sagunto, para “pagar una deuda de no sabemos qué al señor Alperi”.

Según ha dicho, desde Podemos quieren “superar la situación heredada” y que se dé a esta infraestructura “abandonada” una utilidad de interés general porque los valencianos tienen el derecho “a recuperar lo que es suyo”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.